Publicaciones de la categoría: asamblea nacional

La Deslegitimación por el desempeño anticonstitucional de la Asamblea Nacional 2011 – 2013, Parte II, Jesús González B.

1163 imagen

Los inquisidores, las heridas de Dávila y Borges y la golpiza de un diputado suplente oficialista

Por Jesús González Briceño, 25/10/2013

Mensaje con Destino: Su génesis espuria ha sido confirmada por su actuación arbitraria.

Los presidentes oficialistas de la AN (Asamblea Nacional) no han cejado en su hostigamiento contra los diputados opositores por vías judiciales o por compra de conciencia y así lo dejó entrever Diosdado Cabello cuando se juramentó como su presidente el 5 de enero de 2012 cuando expresó”… hasta que logremos que el poder popular, el verdadero poder del pueblo, se imponga en todo el territorio nacional“, reforzaba su empeño en socavar las bases del parlamentarismo democrático e independiente, y de su mismo partido al tratar de imponer el subyugamiento de las conciencias de los parlamentarios que ha resquebrajado la institución parlamentaria. En efecto, la expulsión del Psuv del gobernador del estado Monagas, J.G. Briceño, su acoso y persecución y confiscación de sus bines, junto a su familia, originaron la separación de los diputados Nelson Rodríguez Parra, Jesús Enrique Domínguez y María Aranguren del Psuv, creando su propia fracción parlamentaria “Monagas Patriota”, tras el rechazo de ecocidio petrolero del rio Guarapiche y sus desastrosas consecuencias para la población  de Maturin y sus alrededores, en marzo de 2012. Hoy en día buscan afanosamente de convencer pecuniariamente a la Sra. Aranguren para que vuelva a su redil, pero su fracaso los conduce al próximo allanamiento de su inmunidad parlamentaria para sustituirla por su suplemente Carlos Flores que parece haber ya convenido, (¿secuestrado o protegido?) para lograr el diputado 99 de la A.N para aprobar la habilitante a Maduro, lo que no se explica si ya lo hicieron con el diputado Richard Mardo, violando  la Constitución y el Reglamento Interno de Debates de la A.N.

Tal conflictividad y despelote parlamentario es producto de un reacomodo estratégico con la deserción en septiembre del año pasado de Wilian Ojeda al que ahora cabe vale preguntarle ¿cuánto vale un diputado?; y las deserciones de los diputados suplentes Ricardo Sánchez, Carlos Vargas y Andrés Avelino Álvarez, los dos primeros suplentes de los diputados de María Corina Machado y Edgar Zambrano, respectivamente, sobre los cuales pende la espada de la justicia revolucionaria de Cabello quien ya los tiene sentenciados de antemano. Para fines de octubre  de 2012 también había desertado de la MUD Jesús Paraqueima por no salir beneficiado con la candidatura de gobernador del estado Anzoátegui y el poder convincente de los billetes verdes norteamericanos. El otro que salto la tranquera (se separó de la MUD) fue Hernán Núñez, en febrero pasado, con lo cual el PSUV y la fracción parlamentaria roja del oficialismo está cuadrando los números para aprobar la solicitud de ley habilitante a que aspira el presidente Maduro (E), el 8 de octubre pasado, con lo cual se conseguiría el diputado 99, con las consecuencias posteriores ya previstas, y con el allanamiento de la inmunidad parlamentaria de Juan Carlos Caldera, María Corina Machado, y en total de 16 parlamentarios opositores ( Andrés Velásquez, Gustavo  Marcano, José González, William Dávila, Luis Barragán, Juan García Meneses, Gregorio Graterol, Gregorio Contreras, etc.) por corrupción administrativa y otros delitos, se desmantelaría la fracción parlamentaria y los liderazgos regionales opositores para la consecución de una hegemonía total.

Leer más →

Anuncios

El Parlamento ha perdido el norte, por @Sumate


1067 Monitor Parlamentario Sumate
Por Súmate, Agosto 2013

Monitor Parlamentario N° 4, Año 3

Los ciudadanos venezolanos en este primer período de sesiones de la Asamblea Nacional, que culminó el pasado 15 de agosto, asistieron al proceso de desnaturalización del Poder Legislativo y a la pérdida de su norte fundamental que debe coexistir dentro del marco del Estado de Derecho.

En los 14 años de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela el Poder Legislativo aún se encuentra en deuda con los ciudadanos en lo que respecta a la producción del entramado formal del sistema de leyes y la Asamblea Nacional, en la actualidad se ha deslegitimado tanto en el origen como en el ejercicio.

El partido de gobierno no cuenta en la Asamblea Nacional en este momento con ninguna de las mayorías calificadas para seguir profundizando en el proceso de destrucción institucional del Estado Venezolano y, en consecuencia, se ha venido valiendo de formas fraudulentas (por decir lo mínimo) para imponer su “mayoría circunstancial”.

Además del cuestionamiento de la legitimidad de origen desde el momento de conformarse la Asamblea Nacional, desde que entró en funciones en 2011, la oposición nunca ha podido ser parte de la directiva y, en consecuencia, la vocería oficial del parlamento únicamente responde a una parte del país. Igualmente a los diputados de oposición se les negó el derecho de palabra en la AN pretendiendo que aceptaran los resultados electorales, y fueron despojados de las presidencias de las Comisiones Permanentes que estaban en sus manos y aún no han sido devueltas.

Leer más →

El Diputado 99, por José Sierra, @kiko2004

949 Fuerzas AN

Por José Sierra, 27/08/2013

@kiko2004

En días pasados Nicolás Maduro Presidente “electo” por el CNE amenazo con solicitar poderes habilitantes para la promulgación de leyes “Made in Miraflowers” a la Asamblea Nacional en su nueva cruzada: “la lucha contra la corrupción”.

Como ya casi todo el mundo sabe, la Asamblea Nacional tiene la potestad de otorgar al Presidente poderes para la promulgación de leyes habilitantes, y que debe de enmarcarse dentro del artículo 203 constitucional que reza de la siguiente manera:

“Son leyes habilitantes las sancionadas por la Asamblea Nacional por las tres quintas partes de sus integrantes, a fin de establecer las directrices, propósitos y marco de las materias que se delegan al Presidente o Presidenta de la República, con rango y valor de ley. Las leyes habilitantes deben fijar el plazo de su ejercicio.”

Sin entrar a debatir si es o no necesaria una Ley Habilitante en este momento para este tema, pues consideramos que leyes hay suficientes y lo que NO hay es la voluntad política para arremeter contra los corruptos y hacerlas cumplir, lo que nos ocupa e interesa es el trasfondo que persigue está habilitación a Nicolás.

Basta con recordar que la última Ley Habilitante que se le otorgó al fallecido Hugo Chávez fue en el año 2010 a consecuencia de las lluvias, donde solicitaba poderes habilitantes para acelerar lo concerniente con la emergencia y la inmensa cantidad de damnificados, su solicitud fue aprobada por la anterior Asamblea Nacional con mayoría casi total del Partido de Gobierno y que duro dos años, donde Hugo Rafael legislo sobre cualquier materia que se le antojo e incluso promulgo la mas fatídica de las Leyes Orgánicas, nos referimos a la Ley Orgánica del Trabajo para los Trabajadores y Trabajadoras, sobre la que escribiremos en otra oportunidad. La pregunta que cabe hacerse es: ¿Qué tendría que ver la nueva LOTTT con la emergencia de las lluvias del 2010?, la respuesta es muy simple… NADA.

Hoy, la situación es muy distinta, la correlación de fuerzas en la Asamblea Nacional es de 98 a 67 a favor del Partido de Gobierno, y como bien dice el texto constitucional se requieren de las tres quintas partes de sus integrantes para aprobar la Ley Habilitante, es decir 99 Diputados deben aprobar la Ley. Importante es conocer que no habla de las tres quintas partes de los Diputados presentes en la sesión donde se someta a consideración la Ley, como se la aplicaron a Richard Mardo al interpretar que con las dos terceras partes de los presentes en la sesión se le podía eliminar la inmunidad parlamentaria… NO señor, aquí se requieren 99 votos a favor, cualquier otra cosa sería un golpe a la Constitución demasiado evidente.

¿Para que Nicolás quiere una Habilitante?, pues la interpretación que hacemos es para promulgar un conjunto de leyes que impulsen el hasta ahora fracasado Estado Comunal y quitar más aún poderes y funciones a los Municipios, es decir para lograr el impulso necesario de las Comunas y poner a los Municipios y Alcaldes como jarrones chinos que no se usan ni sirven para nada. Todo debido al perceptible, estudiado y garantizado resultado de las Elecciones Municipales del 8 de Diciembre donde la alternativa democrática tiene ya prácticamente en sus manos las 100 Alcaldías más importantes del país, con la posibilidad cierta de obtener hasta 150 Municipios donde la Unidad se imponga, convirtiendo a la Alternativa Democrática en una verdadera opción de gobierno.

Pero falta un Diputado para 99, entramos en el álgido tema de los salta talanqueras. Comenzamos diciendo que los tres primeros que saltaron la talanquera fueron de allá para acá, al ocurrir la separación del Gato Briceño por el incidente del derrame petrolero en Monagas, tres Diputados electos en las planchas del PSUV brincaron para acá, en respaldo al Gato, pero inmediatamente después, y como dicen por ahí: “Los rusos también juegan”, el oficialismo logro a punta de billete del bueno que tres Diputados de acá saltaran para allá.

Nos referimos a los Diputados traidores con “T” mayuscula, Ernesto Paraqueima (Anzoategui), Hernan Nuñez (Sucre) y William Ojeda (Miranda), todos Diputados principales, en consecuencia la correlación de fuerzas quedó exactamente igual: 98 a 67.

Ha habido otros brinquitos de talanqueras, pero de Diputados Suplentes, el más emblemático es Ricardo Sánchez, suplente de María Corina Machado quien es principal, hay al menos dos casos más, pero que juegan con una apuesta más baja, pues para que entren debe de retirarse, inhabilitarse, fallecer o renunciar su principal. A pesar de esta consideración también hay que tener el ojo puesto en estos traidorcitos, pues ni ha traidores con “T” mayúsculas llegan.

Pero hay rumores… Si rumores, NO lo podemos afirmar, pero cuando el rio suena es porque piedras trae…, que el Diputado Jacinto Romero Luna (Anzoategui), el Diputado Morel Rodríguez (Nueva Esparta) y el Diputado Hermes García (Sucre), han estado negociando con el gobierno y cualquiera de ellos o sus suplentes, pudieran brincar la talanquera, aclaramos decimos sus suplentes, pues si a una sesión de la Asamblea Nacional el principal falta por cualquier razón, puede incorporar a su suplente y tiene el mismo voto que su principal.

Para quienes no entienden lo que se juega en esta oportunidad, les podemos afirmar con toda responsabilidad que si aparece el Traidor Diputado 99 y se le concede la habilitante a Nicolás, será mucho más cuesta arriba preservar el futuro democrático de la República.

De allí se desprenden cosas como la propuesta de Stella Lugo, Gobernadora de Falcón, que solicitara a la AN el allanamiento de la inmunidad parlamentaria a María Corina Machado por haber repartido un volante en Punto Fijo criticando al gobierno sobre la mala, pobre y pésima actuación del gobierno con el caso de la tragedia de Amuay, de aprobarse la solicitud entraría Ricardo Sánchez a jugar y pudiera ser el Diputado 99.

El gobierno tiene mucho poder, demasiado dinero y toda la fuerza de las pobres instituciones que nos quedan para lograr su cometido, estaremos atentos y ojala el Diputado TRAIDOR 99 no aparezca en la escena política.

10 Motivos para Creer: 10 Iniciativas para Venezuela

 

http://youtu.be/PUEKJi0t1B4

Visita la página de:

http://monitorlegislativo.net/

Siguelos en twitter: @monitorAN

Por una nariz

601 Maria Corina nariz fracturada

Por José Urriola, 03/05/2013

Yo venía esta semana a escribir sobre Cortázar, de los últimos días de Cortázar en París, de sus amigos, su ex esposa Aurora Bernárdez, de las cosas insólitas que nos contaron hace más de una década durante la producción de un documental sobre el París de Julio Cortázar. Pero no puedo, no me sale, siento que sería absolutamente desatinado hacerlo en este preciso instante. La culpa es de la realidad que se empeña en estallarle a uno en la cara todos los días y varias veces al día; digamos que no puedo hablar hoy de Cortázar porque desde hace días tengo una imagen que no se me sale de la mente: la de la nariz de la diputada María Corina Machado.

Pienso en esa imagen de María Corina Machado después de la salvaje golpiza de la que fue víctima por parte de otros diputados de la bancada oficialista de la Asamblea Nacional  y la palabra indignación se me queda corta. Demasiado corta. Sus ojos llorosos, el rostro amoreteado e hinchado, el tabique nasal fracturado en varias partes. Es una imagen profundamente dolorosa, de una violencia espeluznante, estremecedora en la más infeliz acepción del término.

No sólo me gana la náusea y me debato en un sentimiento a medio camino entre la rabia, la impotencia y el asco cuando recuerdo esa foto, sino que el sentimiento se me potencia cuando me entero de las declaraciones deplorables de personeros del régimen como Pedro Carreño, Mario Silva y Diosdado Cabello. Cosas como “se lo merecía”, “esa nariz de burguesa no aguanta coñazo”, “las quejas de María Corina Machado son una vaina loca”. Cómo se puede ser tan asquerosamente bajo. Qué hombre puede decir semejante mamarrachada sin siquiera pensar en que esa cara de mujer transfigurada por el dolor y la violencia podría ser la de su propia madre, su mujer, su hermana, su amiga. Honestamente no encuentro adjetivos para calificar tal inmundicia, se me han agotado los sinónimos del asco y la indignación.

Me pregunto especialmente qué Dios habrá sido ése que dio a Diosdado. Diosdado Cabello (el odio personificado e inflado en varios metros cúbicos), el mismo que con sonrisa sarcástica miraba la escena desde su silla de Presidente de la Asamblea Nacional y no hacía el menor intento por detenerla; muy al contrario, hacía gala de una pasividad y un beneplácito que espueleaban la barbarie. Se me ocurre que ese Dios tiene necesariamente que ser Moloch, “el dios abominable de los fenicios y los cartagineses”, al que había que ofrecerle en sacrificio preferiblemente a niños, mujeres y a los más indefensos.

Estoy seguro de que si la mujer agredida hubiera sido Cilia Flores, Blanca Eekhout o Iris Varela (entre otras señoras adeptas al régimen), las voces recriminatorias se hubieran levantado de lado y lado, independientemente de las ideologías y las bancadas políticas, hubiese sido un acto igualmente asqueroso, digno de todo nuestro repudio.  Muchas pueden ser las diferencias y los malestares acumulados durante estas últimas tres décadas de odio manirroto; pero nada, absolutamente nada, hubiera justificado semejante barbarie. A una mujer no se le golpea y punto. El que necesite desarrollo o argumentación para esa frase no tiene derecho a considerarse humano y mucho menos a participar de discusión alguna. Y agregaría: aquel que presencia ese acto de violencia contra una mujer y no hace nada por detenerlo se convierte en cómplice, es también culpable, se ha puesto de lado del agresor y su cobardía merece ser igualmente señalada y castigada.

Hoy día, a dos meses de la “defunción oficial” de Chávez, son varios los que esgrimen argumentos como: “el Presidente Chávez no lo hubiera permitido”, “Chávez resultó ser el psiquiatra del manicomio”, “Estas son las cosas que no pasaban cuando Chávez los tenía bajo control”. Qué va, me disculpan pero tales comentarios no son sino puros malos chistes y estupideces, no podemos olvidar que Chávez fue el primer responsable en sembrar la asquerosidad que hoy todos recogemos en nefasta cosecha. Fue él el encargado de inocular reiteradamente su “rodilla en tierra”, su “vamos a defender la revolución por todos los medios posibles”, “no se equivoquen… ni olviden que la revolución está armada”, “vamos a aniquilar a la oposición”, “los que no están con el proceso son apátridas, oligarcas, burgueses, majunches, escuálidos, enemigos del pueblo”. Pues estas son las consecuencias, este es el grandísimo legado del “Gigante”, el “Cristo de los pobres de Latinoamérica” nos dejó una cruzada de odio donde no sólo está bien visto que se golpee a una diputada (la que mayor cantidad de votos ha recibido para ocupar ese cargo en la historia de Venezuela), sino que las burlas, las sonrisitas de “bien hecho, toma lo tuyo”, la complacencia porque “esa nariz no aguanta coñazo” son recibidas con insólita aprobación.

Es falso que todo muerto sea bueno, estamos ante la clara evidencia de que “muerto el perro lo único que dejó fue la rabia”. Y el fantasma de Chávez está detrás de toda esta inmundicia, no lo podemos olvidar, es su espíritu el que los tiene malamente poseídos.

Habrá gente que prefiera lidiar con esta situación hablando de otros temas, otros que opten por pasar estos acontecimientos por el filtro de la ficción para poderlos contar más adelante, y habrá gente –me incluyo, ya me gustaría escribir y hablar sobre otras cosas- que decida salirse de su zona de confort y aprovechar sus pocos espacios disponibles para intentar decir algo al respecto. A veces, me temo, no tenemos otra opción, la nariz de María Corina está allí reclamándonoslo.

Así que Don Julio Cortázar puede esperar. Tiene que esperar. Ya habrá otro momento más feliz para intentar echarles ese cuento.

http://joseurriola.blogspot.com/2013/05/por-una-nariz.html

 

La AN saca más plata para el gobierno que leyes para el pueblo


Por Gabriel Bastidas, 29/06/2011

El nuevo Parlamento no ha legislado sobre los problemas del país

La primera función del Parlamento es “legislar en las materias de la competencia nacional y sobre el funcionamiento de las distintas ramas del Poder Nacional”, de acuerdo al artículo 187 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En los primeros seis meses de la nueva Asamblea Nacional, electa el 26 de septiembre de 2010, los diputados no han aprobado ninguna ley referente a los problemas del país, ya que se han dedicado al debate político-electoral y a autorizar recursos para el Ejecutivo.

De acuerdo a una encuesta realizado por empresa Hinterlaces días previos de las elecciones parlamentarias de septiembre 2010, el 77% de las 1.036 personas consultadas en el tracking, consideraba como “muy importante” la función de la Asamblea Nacional para solucionar los problemas del país.

Para el primer trimestre del año en curso, los venezolanos percibían como los principales problemas del país la delincuencia (44%), el costo de la vida (17%), el desempleo (13%) y la vivienda (7%), esto según el Estudio de la Opinión Pública Nacional llevado a cabo por la consultora Keller y Asociados entre el 10 y 23 de febrero.

A pesar de este panorama, la agenda parlamentaria no ha estado protagonizada por la discusión de leyes referentes a estos temas. Debates sobre el mensaje anual del presidente Hugo Chávez y las memorias y cuenta de los ministros, sobre los hechos del 11 de abril de 2002, créditos adicionales para el Ejecutivo, designación de embajadores, acuerdos con otras naciones, y declaraciones de solidaridad con Libia, Honduras y con la salud del Presidente de la República, han marcado el periodo legislativo.

Entre enero y junio de 2010 la Asamblea Nacional aprobó 14 leyes, entre las que se encuentra la Ley de Protección a la Fauna, la Ley del Artesano, la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno o la Ley de creación de la Academia de Ciencias Agrícolas de Venezuela, además de leyes supresoras y reformas a legislaciones ya existentes.

Según lo publicado en la Gaceta Oficial para el mismo semestre del año en curso, los nuevos diputados han producido sólo 9 instrumentos legales, de los cuales 8 son leyes aprobatorias de acuerdos y convenios internacionales. Solamente han elaborado una ley, y es la referente al Endeudamiento Complementaria para el Ejercicio Fiscal 2011.

Siguen los créditos
Contrario a lo que ha pasado con la producción de leyes, el nuevo parlamento sí ha mantenido el ritmo en la aprobación de créditos adicionales para el Ejecutivo Nacional. En los primeros seis meses de 2010 la AN aprobó un total de Bs 13.409.712.053,15 contenidos en 39 créditos adicionales; mientras que en 2011 los legisladores han autorizado 38 créditos que suman la cantidad de Bs 16.315.529.223,95, esto hasta el 15 de junio.

La diputada de la la Mesa de la Unidad por el estado Miranda, María Corina Machado, califica este hecho como vergonzoso. “El trabajo de un parlamento no puede ser los números de créditos adicionales, eso no nos puede hacer sentir satisfechos”, asegura la legisladora.

Para Machado, en un momento como el que vive actualmente Venezuela, el trabajo de la Asamblea Nacional tiene que ver con movilización de los ciudadanos, la denuncia y la contraloría.

La parlamentaria destaca que “el hecho de que el país esté tan pendiente y esté haciéndole seguimiento a la Asamblea es algo inédito, y ya de por sí hay un fortalecimiento en las instituciones y de la consciencia democrática de los venezolanos”, expresa María Corina Machado.

Por su parte, el diputado de la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela, Luis Acuña, asegura que en la nueva Asamblea “ha habido un debate intenso, y la mayoría se ha impuesto, pero sin embargo siempre se ha escuchado la opinión de la disidencia, independientemente de cuál haya sido la opinión.”

El representante por el estado Sucre califica como ignorante a quien aspire que un parlamento recién instalado, con agenda legislativa y diputados nuevos, apruebe en seis meses todas las leyes planteadas.

“Tienen que darle el suficiente tiempo para que la agenda legislativa se desarrolle en los mismos términos en que se ha desarrollado en tiempos anteriores”, asegura Acuña.

¿Política o problemas del país?
“Si no hay una transformación en el 2012 no se van a resolver los problemas del país. Para mí están absolutamente vinculados”, explica la diputada Machado con relación a que en el Parlamento se dediquen más al debate político con miras a las elecciones presidenciales, que a discutir sobre los problemas de los venezolanos.

“Quien plantee que el problema de seguridad no tiene que ver con el gobierno, y con el cambio de gobierno; o que el tema de creación de empleo y de inversión no tiene que ver precisamente con un nuevo modelo de desarrollo del país, creo que desconoce la magnitud y la realidad de los problemas que tenemos”, señala tajantemente la parlamentaria de la Unidad.

Para el diputado psuvista la AN sí ha discutido sobre las inquietudes de los venezolanos. “¿Quién ha dicho que la Asamblea no se ha enfocado en los problemas del país? ¿Cuáles han sido los problemas del país que la Asamblea no ha enfocado?” se pregunta Acuña, quien califica como “una opinión sesgada” a quienes opinen lo contrario.

Debate estéril
Gastón Guisandes, quien fue diputado por Opina en el Congreso de los años 80, considera que este periodo legislativo de la nueva Asamblea “han sido seis meses estériles, porque se ha consumido el tiempo en una actitud de debate político, sin el respaldo de la formación y la aprobación de leyes.”

El legislador durante los gobiernos de Lusinchi y Pérez considera que la oposición llegó al Parlamento con el propósito de hacer de la AN un escenario político, y el oficialismo ha respondido dentro del mismo ámbito.

Guisandes cree que el oficialismo debería utilizar la mayoría que tiene “para constituir los quórums necesarios para la aprobación de las leyes, y la oposición debería incorporarse al debate legislativo desde las comisiones para elaborar las leyes.”

“No se puede perder el tiempo en debates estériles, que no conducen a nada, cuando el ordenamiento jurídico del país está demandando la modificación de las leyes existentes, y la creación de nuevas leyes que se orienten a solucionar los problemas”, afirmó el ex parlamentario.

Ciudadanos contralores
Misma opinión se puede encontrar en los alrededores del Hemiciclo, en el centro de Caracas. Para el señor José Bransón el parlamento “es cada día más inservible. En un principio empecé a ver la actuación de la Asamblea, pero se ha convertido en algo tan absurdo que preferí no seguir viendo si aprueban o no aprueban leyes”.

Por su parte, la señora Mayela Camacho cree que la nueva asamblea le ha dado largas a buscar soluciones a los problemas del país, en especial la inseguridad, pero reconoce que ha habido un esfuerzo. “Los diputados deberían centrarse para lo que están puestos ahí, y no permitir que el debate desvíe hacia otras cosas que no sea la sanción de leyes.”

De acuerdo al artículo 62 de la Carta Magna “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos”, incluyendo la contraloría a la gestión pública.

Ricardo Estévez, coordinador ejecutivo de Súmate, le hace un llamado a los ciudadanos a activarse en el ejercicio de la contraloría a sus diputados, y garantizar que cumplan con su labor y con sus promesas de campaña.

En este sentido, la Asociación Civil Súmate ha dispuesto de un portal web para hacer control de los diputados de la nueva Asamblea Nacional.

La diputada Machado concuerda en resaltar la importancia de la participación ciudadana para marcar la agenda del Parlamento.

“Sin duda tienen que haber nuevos mecanismos, y allí también vale pedirle a la gente que nos den propuestas, que nos den ideas, que se involucren”.

Publicado por:
http://gbastidas.wordpress.com/2011/06/29/mucha-plata-para-el-gobierno-y-pocas-leyes-para-el-pueblo/

Vacante en la revolución


Editorial de veneconomia.com, 23/06/2011

A raíz del fallecimiento en Cuba del Contralor General de la República, Clodosvaldo Russián, varios analistas han generado una polémica sobre el supuesto vacío legal en el procedimiento para nombrar su reemplazo.

Al respecto el abogado constitucionalista Gerardo Fernández hizo varias aclaratorias por Globovisión en la mañana de este jueves 23 de junio.

1) Puntualizó que el Contralor General es una figura fundamental en la vida nacional. Es un órgano público nacional con autonomía e independencia. Su nombramiento tiene rango constitucional y los plazos para hacerlo son perentorios.

2) Enfatizó que en este caso aplican el artículo 279 de la Constitución y el artículo 23 de la Ley del Poder Ciudadano. Éstas dictan un plazo de 60 días continuos para que el Consejo Moral Republicano integrado por la Fiscal General, la Defensora del Pueblo y la Contralora encargada, convoque a un Comité de Evaluación de Postulaciones a fin de que éste presente en 30 días continuos una terna con candidatos a Contralor General a la Asamblea Nacional.

3) Ese Comité de Postulaciones debe estar integrado por 25 ciudadanos de reconocida solvencia moral y que representen a organizaciones ciudadanas, y excluye a autoridades políticas y funcionarios del Gobierno Nacional.

4) La Asamblea Nacional tendrá 30 días continuos para lograr el consenso negociar y buscar acuerdos para que con el voto de las dos terceras partes de los diputados se escoja al Contralor General.

5) Aclara que si no hay acuerdo en el Legislativo no se puede declarar omisión, como ocurrió años antes cuando la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia nombró a la directiva del Consejo Nacional Electoral, encabezada por Francisco Carrasquero.

6) De no cumplir la Asamblea Nacional, la Constitución y la Ley del Poder Ciudadano dictan que se someterá a una consulta popular para que el ciudadano con su voto elija al Contralor General.

7) Cualquier procedimiento contrario a estos mandatos sería tomar el camino de la inconstitucionalidad.

Amanecerá y veremos si no se nombra de nuevo un contralor parcializado y supeditado al Ejecutivo Nacional, especialista en ilegales inhabilitaciones políticas.

Publicado por:
http://www.veneconomia.com/site/index.asp?ids=6&sec=2#

Sumate lanza sitio web para hacer Contraloria Parlamentaria


Por Sumate, 22/06/2011
NPS 373

Súmate ofrece dentro de su página http://www.sumate.org un nuevo Sitio Web llamado Contraloría Parlamentaria, con el fin de que los electores puedan comunicarse, solicitar información, realizar peticiones, hacer seguimiento y exigir cuentas a los 165 Diputados a la Asamblea Nacional (AN) y los 12 Diputados del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), que resultaron electos el pasado 26 de septiembre de 2010 (26S).

Con el desarrollo de este Sitio Web Contraloría Parlamentaria, al cual se puede acceder en esta dirección http://contraloriaan.sumate.pals.com.ve/, esta organización ciudadana pone al servicio de los venezolanos una herramienta de información que les permita hacer seguimiento a la gestión de los diputados de la AN y el Parlatino para que den cuenta oportuna de su gestión ante los electores de su circunscripción nominal, estadal o nacional por la cual resultaron electos, tal como se lo exigen los artículos 66 y 197 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV).

El Sitio Web Contraloría Parlamentaria ofrece en la página principal: un Mapa de Venezuela Interactivo que permite, con sólo pulsar en cada estado, acceder a los datos de los diputados de la entidad federal correspondiente; y una Barra de Navegación ubicada del lado izquierdo que permite, acceder a los diputados electos por entidad federal, regiones indígenas y Parlatino, haciendo click en la sección correspondiente, así como también obtener información explicativa sobre las instancias legislativas bajo la sección Elecciones 26S.

En el sitio Web Contraloría Parlamentaria se encuentra una ficha informativa de cada uno de los diputados electos para el período de gestión 2011-2016 de la Asamblea Nacional y del Parlamento Latinoamericano, al pulsar en sus respectivos nombres. Allí se ofrecen los datos electorales de la circunscripción correspondiente a cada diputado (total de electores, centros y mesas de votación, votos obtenidos, el porcentaje que representan en relación con el total de los votos en su circunscripción, los nombres y apellidos de los diputados suplentes y la alianza política por la cual resultaron postulados); los datos de contacto recabados (teléfonos, E-Mail, Twitter, Facebook y Página Web); así como también la información de cada diputado referida a sus estudios, profesión, trayectoria, último cargo, compromiso electoral y comisión de la AN a la que pertenece.

En desarrollo segunda fase de las acciones de Contraloría Parlamentaria
La segunda fase de desarrollo de la Contraloría Parlamentaria para esta organización ciudadana contempla, por una parte, la actualización y validación constante de la información ya publicada y, por otra parte, la producción de nueva información asociada con una investigación de la labor de la Asamblea Nacional y los parlamentarios, que permita a los ciudadanos hacer efectiva la contraloría parlamentaria. Parte de la información que está previsto sea añadida progresivamente en los próximos meses en el Sitio Web de Contraloría Parlamentaria está relacionada con: Reglamento de Interior y de Debates, Leyes aprobadas y pendientes, descripción y rango de acción las Comisiones de la Asamblea Nacional, y la forma como los diputados deben presentar su Memoria y Cuenta a los electores.

Esta organización ciudadana asume esta labor de contraloría parlamentaria amparándose en el artículo 62 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, según el cual los venezolanos tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, reconociendo especialmente la atribución del pueblo venezolano de hacer contraloría a la gestión pública.

Además, este mismo artículo constitucional establece como de obligatorio cumplimiento para el Estado “facilitar la generación de las condiciones más favorables” para el ejercicio de nuestro derecho a emprender iniciativas como las de este Observatorio denominado Contraloría Parlamentaria.

…Construimos Democracia

Marco Constitucional que otorga derecho Contraloría Parlamentaria

Artículo 62 CRBV: “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de participar libremente en los asuntos públicos, directamente o por medio de sus representantes elegidos o elegidas.
La participación del pueblo en la formación, ejecución y control de la gestión pública es el medio necesario para lograr el protagonismo que garantice su completo desarrollo, tanto individual como colectivo. Es obligación del Estado y deber de la sociedad facilitar la generación de las condiciones más favorables para su práctica”.

Artículo 66 CRBV: “Los electores y electoras tienen derecho a que sus representantes rindan cuentas públicas, transparentes y periódicas sobre su gestión, de acuerdo con el programa presentado”.

Artículo 197 CRBV: “Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional están obligados u obligadas a cumplir sus labores a dedicación exclusiva, en beneficio de los intereses del pueblo y a mantener una vinculación permanente con sus electores, y electoras atendiendo sus opiniones y sugerencias y manteniéndolos informados e informadas acerca de su gestión y la de la Asamblea. Deben dar cuenta anualmente de su gestión a los electores y electoras de la circunscripción por la cual fueron elegidos o elegidas y estarán sometidos o sometidas al referendo revocatorio del mandato en los términos previstos en esta Constitución y en la ley sobre la materia.”

Publicado por:
http://www.sumate.org

Los 10 puntos a destacar en una mirada al proyecto de reforma parcial de la Ley contra la corrupción


Por Carlos Romero

En la página web de la Asamblea Nacional, se ubica hoy 24 de mayo de 2011 el documento que en teoría es el que sirve de base para la primera discusión legislativa de la reforma parcial a la Ley Contra la Corrupción, los cambios con respecto a la Ley vigente Contra la Corrupción se pueden enlistar en 10 aspectos a saber:

1.- Define o califica como “patrimonio público” y ello genera consecuencia jurídicas, a los recursos que han sido entregados a los consejos comunales, las comunas o cualquier otra forma de organización social, por los órganos o entes del sector público, mediante transferencias, aportes, subsidios, contribuciones, créditos o alguna otra modalidad similar para el cumplimiento de finalidades de interés o utilidad pública, hasta que se demuestre el logro de la misma.

2.- Incorpora una serie de definiciones, como es ahora tradicional en nuestras leyes, a saber: Probidad administrativa; Interés público y particular; Declaración jurada de patrimonio y de intereses; Actividad económica distinta a la función pública; Actividad profesional distinta a la función pública y Conflicto de intereses.

3.-Incluye una nueva obligación a los funcionarios públicos que tengan responsabilidad de contratar personas naturales o jurídicas y que consiste en verificar ante el Registro Nacional de Contratistas la información sobre quien se contrata.

4.- Impone la obligación al Comité Electoral de los Consejos Comunales la obligación de notificar a la Contraloría General de la República sobre la declaración jurada de los voceros electos.

5.- Otorga a la Asamblea Nacional y a sus Comisiones la potestad de exigir la declaración jurada de patrimonio, de la declaración jurada de intereses y de la declaración del impuesto sobre la renta a las personas que son sujetos de la Ley contra la corrupción.

6.- Establece que la Contraloría General de la República debe mantener un registro automatizado y actualizado sobre las declaraciones juradas y de intereses, la cual estará a disposición de la Asamblea Nacional, Ministerio Público y Tribunales penales.

7.- Agrega entre las competencias de la Contraloría General de la República la capacidad para regular mediante Resolución la rendición de cuentas de los recursos públicos de las Unidades Administrativas y Financieras Comunitarias.

8.- Establece que la Contraloría debe exigir que al concluir cada semestre del Ejercicio Fiscal cada órgano o ente público presente relación de los recursos asignados o transferidos a los Consejos Comunales, comunas y otras organizaciones comunitarias con sus soportes respectivos.

9.-Incorpora un título con 2 capítulos sobre la Contraloría Social, en el primer capítulo desarrolla los deberes de la Contraloría Social en materia contra la corrupción y en el segundo, desarrolla el rol de las Unidades Administrativas y Financieras Comunitarias de los Consejos Comunales en esta materia.

10.- Aumenta prácticamente todas las sanciones previstas en los delitos contra el patrimonio público, por ejemplo en la evasión de controles pasaría a ser de 3 a 6 años, actualmente en la ley vigente es de 6 meses a 3 años. Además incorpora a esta categoría de delitos algunos hechos como:

•El aprovechamiento con ocasión de las faltas administrativas. Art. 77

•El conflicto de intereses. Art. 78

•La inhabilitación para quienes deseen ir a trabajar al sector privado en empresas con las cuales hubiera tenido relación por la posición que ocupasen en el ente público bien porque sus funciones eran de contratación, auditoria, control, entre otros supuestos previstos en el artículo 71.

Fuente:
http://www.asambleanacional.gob.ve/index.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=3211&tmpl=component&format=raw&Itemid=185&lang=es

Publicado por:
http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2011/05/los-10-puntos-destacar-en-una-mirada-al.html

MUD: ¿Tabla de salvación o delicada filigrana?/ Olga Ramos


Acostumbrados como estábamos a nuestro esquema democrático con fuertes dosis populistas, paternalistas y clientelares, más una débil, pero existente, división de poderes, con alternabilidad garantizada y con algunos elementos que perfilaban una futura e interesante madurez democrática, – como el inicio de la descentralización, los esfuerzos por profesionalizar la función pública, tecnificar la toma de decisiones sobre políticas públicas y el establecimiento de algunos mecanismos de control efectivo del ejercicio del poder- entramos en el autodenominado “proceso revolucionario” – que, por cierto, tiene de “revolucionario” su vocación por el cambio radical de sistema a través del desmontaje de la institucionalidad existente, para sustituirla por otra y el desplazamiento de las elites, política y económica, del país por una “vanguardia revolucionaria”.

En su empeño de cambio, este “proceso” dio al traste con el esquema de descentralización que arrancó a finales de los años 80 y para sustituirlo, puso en agenda la necesidad de construir una fórmula de descentralización sustentada en la idea de participación directa de la población, a través de la creación de instancias de organización de base, de dimensión comunal, y la incorporación de mecanismos de consulta para procurar su incidencia en la definición de las políticas públicas nacionales, así como la creación de la figura de la contraloría social para promover el control ciudadano sobre el ejercicio del poder.

A esta fórmula de descentralización que el “proceso revolucionario” se ha propuesto crear, la acompaña el debilitamiento progresivo de la democracia representativa, un esquema de concentración del poder político -que terminó de borrar los precarios límites existentes entre los poderes públicos y que atenta con acabar definitivamente con los restos del viejo esquema descentralizado-, una sustitución de la incipiente “profesionalización” de la función pública por la “partidización forzada” de los funcionarios y todo esto marcado por una fuerte exclusión política y fractura social derivada del uso de la polarización como táctica principal para ejercicio del poder político.

Hay muchas otras dimensiones constitutivas de este “combo revolucionario”, a las que no haré referencia en este escrito, porque las mencionadas son suficientes para dibujar el ambiente político en el que se desarrollan los preliminares de las elecciones parlamentarias, ambiente que mucho se aleja de la “democracia” que conocimos y que poco se parece a los esquemas de talante realmente democrático que apreciamos en otros países del mundo.

En este ambiente conformado por una institucionalidad prácticamente destruida, solapada con otra proyectada a medias, cuyas reglas de juego cambian permanentemente, coexiste la necesidad de la acción organizada y de la actuación de los grupos de intermediación política, con la visión anárquico-asamblearia, en la que cada quién cree tener la capacidad para determinar y definir el destino de todos, con el sólo hecho de alzar su voz disidente. Es en este ambiente en el que se desarrolla un nuevo esfuerzo por construir una plataforma de unidad de la sociedad democrática.

Sin embargo, en este momento, hablar de esa unidad en términos reales y profundos, es una falacia, porque una unidad de ese tenor requiere un planteamiento de partida diferente: la procura de una opción que permita unificar, no a los grupos opositores, sino al país en torno a un proyecto que nos impulse a salir de la crisis generalizada cuyos orígenes preceden, al menos en un par de décadas, al inicio de este gobierno. Con esto no quiero decir que, en este momento, no exista una unidad posible. Pero esa unidad no pasa de ser la construcción de una “opción unitaria” para las elecciones de la Asamblea Nacional que se realizarán el 26 de septiembre y que se traduce en un listado de candidatos y suplentes por circuito electoral y de una base programática que sustente la agenda legislativa que este grupo de candidatos promoverá en esa instancia, una vez electos.

Esta es la misión de la denominada Mesa de la Unidad Democrática, ser una instancia político-operativa para hacer posible la construcción de una opción unitaria para las elecciones del 26S, una tarea, por cierto, nada sencilla. Pero es ésta misión y no otra, a pesar de que muchas personas, incluyendo a muchos miembros de la mesa, esperan que adopte los roles de dirección y de operadora política a la vez, reclamando su pronunciamiento y coordinación de acciones en todos los eventos de la dinámica política nacional que lo ameriten. Pero además, es necesario precisar que se trata de una instancia de operación política, constituida para un fin muy específico, no para organizar las acciones que, en general y producto de las directrices de una instancia de conducción política, se requieran.

Ni los alcances de la unidad posible, ni la misión específica de la MUD ameritan que ésta sea tomada como la nueva “tabla de salvación” del movimiento opositor, tal y como lo hizo mucha gente con los estudiantes en un pasado muy cercano. Por cierto, que esta inmadura manía de aferrarse a personas o eventos circunstanciales, no es más que la expresión de una típica patología política que hace que la mayoría de los venezolanos estén en la búsqueda permanente de un Mesías que resuelva de tajo los problemas del país y crea en la existencia de una acción mágica que devolverá o creará, dependiendo del caso, en un abrir y cerrar de ojos, la calidad de vida pretendida.

La modesta misión para la que se formó la MUD es compleja y llena de dificultades que se derivan, incluso, de la naturaleza misma de su constitución, porque se trata de una instancia en la que deben hacer vida partidos, organizaciones no partidistas e individualidades con influencia, poder y pesos políticos diferentes. Hay partidos políticos de diversa talla, así como organizaciones no partidistas de distintos campos, con diverso grado de influencia y reconocimiento en la sociedad. Ni hablar de las personalidades cuyas trayectorias y reconocimiento público pueden ser muy diversos. Todos ellos con proyectos específicos que, en el caso de los partidos políticos, incluyen planteamientos ideológicos que en muchos temas pueden dar origen a diferencias que resulten irreconciliables. Adicionalmente a ello, se suma la diversidad regional, ya que, esta tarea la MUD decidió asumirla de forma descentralizada, por lo que en cada uno de los estados y municipios del país, funciona una instancia de este tipo, con complejidad y dificultades propias.

Ya el sólo hecho de construir unas reglas de juego que permitan la máxima inclusión posible, en un marco que se haga justicia y respete a las organizaciones, constituye una tarea titánica que, sin un referente electoral previo que permita tener noción de influencia y peso político, requiere una mano muy firme para evitar que, como en otras oportunidades, el espacio de encuentro, se disuelva o pierda efectividad, por una ilusión “participativa” que no es realmente inclusiva. De hecho, difícilmente se logre un acuerdo con el que todos nos sintamos satisfechos y eso es natural a un proceso tan complicado y complejo. Pero adicionalmente, y producto de la falta de comprensión sobre la naturaleza de este fenómeno, es que encontramos “ individualidades” quejándose por no tener “representación” en la mesa y también, organizaciones que prefieren ver los toros, y criticar, desde la barrera, preferiblemente delante de un micrófono.

Constituida con todos los defectos que tiene, en el cumplimiento de su misión, la MUD debe atender, al menos, tres dimensiones de trabajo. La primera de ellas es la elaboración del listado de candidatos con su la agenda legislativa, es decir, la construcción de la oferta electoral que presentará al país. Hasta el momento, y de acuerdo a las reglas aprobadas, para la elaboración del listado, la MUD apela a dos mecanismos: el acuerdo y las primarias. En este preciso momento, nos encontramos casi al final de la primera parte de este proceso, que, hoy debía haber sido presentada al país y que por las dificultadas propias de la construcción de consensos, fue postergada para después de Semana Santa.

La construcción de la lista de candidatos, ha sido un proceso intrincado que se ha desarrollado en diversas instancias de la MUD a lo largo y ancho del país, en un ambiente político adverso, signado adicionalmente por la tensión que ha intentado imprimir al trabajo de la mesa, la promoción, hecha por algunos grupos e individualidades, de un cambio en las reglas de juego acordadas, que propone la realización de primarias en todo el país. Muchos han sido los intercambios acerca de la factibilidad e idoneidad de esta propuesta, así como muchos han sido los cuestionamientos al trabajo de la mesa, basados en una supuesta actitud de los partidos políticos a excluir candidaturas, por preservar sus propias “agendas”.

Sin pretender abogar por un comportamiento intachable de la MUD, es importante recordar que los intereses particulares – cuya existencia es la base fundamental de la mencionada crítica- son naturales a las personas y a las organizaciones y además de natural, es deseable que existan. Por otra parte, los intereses colectivos no surgen de la nada, son determinados por las personas y por tanto, deben ser reconocidos por ellas para que se puedan identificar como tales, y nadie puede apropiarse del derecho a definir cuál es el interés colectivo sin contar con el concurso de los demás. Adicionalmente, lo ideal es que, antes que esperar que las personas y las organizaciones antepongan los intereses colectivos a los suyos, es preferible éstas que asuman dichos intereses como propios. Es por eso que la crítica romántica que propone que los partidos políticos hagan de lado sus agendas particulares, y los candidatos independientes sus agendas personales, para pensar primero en el país, carece de sentido propositivo, pues olvida que tanto los partidos como las individualidades, actúan desde la visión de país que tienen y de los intereses que reconocen como colectivos. La tarea entonces es la construcción de una visión colectiva, pero esa no es precisamente la tarea que tiene asignada la mesa, por tanto, la construcción de la lista y la agenda legislativa, tendrá que seguirse fraguando con base en la realidad política que tenemos, hasta que logremos que esta cambie.

Así, una vez presentada la lista con los acuerdos y realizadas las primarias, tendremos, en cuanto a candidatos, la mejor oferta electoral posible de acuerdo a nuestra realidad política. Esperamos que la combinatoria que se alcance, tenga al menos un buen balance que permita a la mayoría sentirse reflejada o representada en dicha oferta. El que tengamos claros los posibles alcances de este resultado, no quiere decir que no aspiremos a una mejor oferta, pero para avanzar y transformar nuestra realidad política, se requieren importantes cambios de fondo, tanto en las organizaciones de toda índole, como en la ciudadanía en general.

Por otra parte, para que ese listado de candidatos pueda ser electo, se necesita una campaña robusta y una maquinaria electoral que se encargue desde el apoyo a las actividades de campaña de los candidatos, hasta el cuidado de los votos el propio 26S. Esta segunda dimensión de la tarea, si bien se coordina desde la MUD, se instrumenta o se orquesta con el concurso de cada una de las organizaciones y de los grupos de apoyo ad hoc, constituidos en torno a este proceso electoral y a sus participantes. Esta dimensión es muy delicada y requiere también un esfuerzo especial, porque la campaña debe llegar a todos y cada uno de los rincones del país con una oferta electoral unificada, lo cual, no es nada fácil cuando ello está precedido de por proceso de primarias, en el que cada uno de los pre-candidatos ha trabajado por su propia propuesta de agenda. La construcción de una agenda legislativa para la oferta electoral unitaria, debería formar parte de la primera dimensión de la tarea de la MUD, pero en ella se requiere el concurso de todos, las organizaciones, las individualidades y los pre-candidatos. Esa, hasta ahora, es una delicada tarea pendiente.

Pero hay una tercera dimensión que es imprescindible para el óptimo cumplimiento de la tarea de la MUD: la constitución del listado de candidatos en un equipo de trabajo legislativo. En esta dimensión tienen responsabilidad las organizaciones que participan en la MUD y los propios candidatos. En esta parte de la tarea se requiere, entre otras cosas, de una declaración expresa de candidatos y pre-candidatos, en la que se comprometan tanto a ser efectivamente la voz que permita a los electores tener peso e incidencia en la definición de las políticas nacionales, como a construir un equipo con el resto de los candidatos de la opción unitaria que actúe, de forma concertada, en la definición de la agenda legislativa a impulsar desde la AN y de las estrategias y tácticas que seguirán una vez en ejercicio. Esto, entre otras cosas, requiere una búsqueda de consensos y disciplina muy alejada de los micrófonos a los que muchos están acostumbrados a acudir, cuando su posición no tiene éxito frente a la mayoría y sería ideal que el anuncio de la lista de candidatos que la MUD tiene pendiente, esté acompañado de un texto que enuncie el compromiso de candidatos y pre-candidatos, en el marco de la construcción de esta opción electoral unitaria, para que sea suscrito por ellos.

Finalmente, cabe recordar, que al igual que con lo que sucede con la MUD, los diputados que resulten electos de esta opción unitaria, tendrán una misión muy específica, no serán ni los nuevos Mesías, ni estarán dotados de una varita mágica. En lugar de ello, en lugar de ser asumidos como la futura “tabla de salvación”, tendrán, como la MUD, que moverse en el campo del tejido y la filigrana, para lo que, tanto los candidatos como sus electores tienen que tener muy claro que las dos demandas aquí enunciadas están en tensión, porque estos parlamentarios, además de buscar un efectivo mecanismo para lograr ser la voz de sus electores en las discusiones sobre lo nacional, por la coyuntura política, tendrán que concertar con el resto del equipo las posiciones y estrategias más adecuadas, pero ambas demandas se derivan de lo se perfila que será el ejercicio parlamentario en un ambiente político como el descrito al inicio de este texto.