Archivos del mes: 31 enero 2014

Maduro, el profeta…, @Freddy_Lepage

059 Maduro-rezando

Por Freddy Lepage, 24/01/2013

Maduro, poco a poco, se va convirtiendo en profeta del desastre nacional. Y, después de la presentación de la Memoria y Cuenta (?) ante la Asamblea Nacional, también, en un erudito en materia de citas de todo tipo, condición que no le conocíamos antes. Pero bueno, son cosas de los asesores y escribidores de discursos que en Estados Unidos llaman “speach writers”, trabajo, por lo demás, muy bien remunerado por esas latitudes.

La inspiración divina comenzó cuando lanzó, en un arranque de demagogia y populismo aderezado con arrestos de dominación, esa especie de decreto de “guerra a muerte” contra los comerciantes (los trabajadores y los especuladores boliburgueses juntos) arengando a la población para que dejaran los anaqueles de las tiendas de electrodomésticos y línea blanca vacíos. Pues bien, esa suerte de “mandato” apoyado por las bayonetas (o mejor, por fusiles de guerra) para resguardar le “paz y el orden”, mientras angustiados compradores hacían larguísimas colas con números en los brazos como señal de haber llegado primero, se va convirtiendo por arte de la cruda y mostrenca realidad en una especie de profecía perversa.

Ya no solo están vacíos los anaqueles de Daka y otros negocios similares, sino también y para desgracia de todos, los de los supermercados, las panaderías y ventas de alimentos. Esto, sin contar las faltas de repuestos de toda índole y, algo peor aún (en esta revolución siempre hay algo peor), las necesarias reposiciones de equipos médicos y de medicamentos que ponen la salud de los venezolanos en riesgo.

Practicarse un examen de laboratorio se convierte en una lotería habida cuenta de que no se consiguen muchos de los reactivos necesarios.

Para las amas de casa obtener los productos básicos se ha convertido en un humillante vía crucis que depende del azar, de que se corra la voz de que llegó harina, aceite, azúcar, leche o papel tualé a algún establecimiento. Claro, estos bienes ni siquiera tienen tiempo de ser colocados en las estanterías, sino que son descargados directamente al piso para que cada quien se las apañe como pueda, luego de una larga espera. A esta pesadilla hay que agregarle la ausencia de partes para computadoras, impresoras, celulares y artículos de higiene y uso personal…

Ojalá, amigo lector, no corra con la mala suerte de que su vehículo se quede sin batería o falle por alguna causa.

En este caso, sus penurias serán similares, no obstante, la revolución le puso la mano a las fábricas de acumuladores.

Las carencias de suministros son el pan nuestro de cada día (aunque ya esta frase tampoco podrá ser de uso habitual).

La escasez de autopartes ha llegado a tal punto que los talleres mecánicos tuvieron que dar vacaciones colectivas hasta nuevo aviso.

La sequía de divisas (aunque el régimen no lo reconozca) y las indefiniciones gubernamentales han trastocado la vida del ciudadano común, de la gente de a pie. La incertidumbre y la zozobra no solamente se han apoderado de empresarios grandes o medianos, sino también de bodegueros, carpinteros, peluqueras y de todos los que tienen un pequeño comercio. Viajar es una odisea y un tormento, y ni hablar de los estudiantes que se están formando en el extranjero que han quedado abandonados, a la buena de Dios.

Ya ni siquiera se consiguen bombillos, hojillas de afeitar ni servilletas. Esto, literalmente, se lo llevó la inflación, la corrupción, la especulación y el desabastecimiento. Al profeta Maduro le toca un 2014 bien complicado. ¿Podrá salir de este atolladero, de este caos?, parece muy difícil. Si las cosas siguen como están no habrá diálogo que valga. Estamos en conteo regresivo… Sálvese quien pueda.

http://www.opinionynoticias.com/opinionpolitica/18033-maduro-el-profeta

¡Ay, se quema mi bandera, @yusnaby

058 Fueraloscastro

Por Yusnaby Pérez, 18/11/2013

¡Ay, se quema mi bandera! Le prenden fuego, la pisotean. Llora mi corazón porque le juré amor eterno. ¡No la quemen! ¡Ella no es culpable!

Mi bandera, con su triángulo de nubes rojas que anuncian el alba, y en el triángulo brilla el lucero de Venus, la estrella de la mañana, mientras dos nubes blancas parten desde el triángulo para dividir en tres franjas azules el cielo resplandeciente. ¡Ay, mi bandera! Fue creada por el venezolano Narciso López y ahora es quemada en la tierra que le vio nacer.

¡Ay mi bandera cubana! No la quemen porque muero de dolor.

Hoy, enarbolada por traidores de su historia, levantada sin obediencia como símbolo de una ideología ingrata y victoriosa de muchísimas derrotas. ¡Ay, me robaron mi bandera!

¡Quémala! ¡Písala! ¡Destrózala en mil pedazos! Deshila cada uno de sus falsos argumentos. Ella representa el deseo de libertad, igualdad, fraternidad, pureza de ideales, luz, valentía; y no la represión, el hundimiento de un pueblo y la desestabilización de un hermano país como Venezuela.

¡Quémala aunque me ahogue de pena! ¡Esa no es mi bandera!

http://yusnaby.com/ay-se-quema-mi-bandera/

El prisionero rojo, Vladimiro Mujica

057 Umsm_web_simonovis

Por Vladimiro Mujica, 23/01/2014

Termino de leer el libro escrito desde prisión por Iván Simonovis y cuyo título tomé prestado para mi columna. Me lo encontré por accidente revisando una de las librerías de Caracas, casi tan despobladas como los anaqueles de los supermercados. Confieso que lo comencé a leer con reservas porque me esperaba un libro mucho más politizado y menos cargado de narrativas personales. Pero una vez pasada esa barrera, en realidad más un prejuicio mío que otra cosa, me atrapó precisamente el tono personal e íntimo de la descripción de su travesía del horror y ya no me pude despegar de un texto que todavía llevo adherido a mi conciencia de venezolano de estos duros tiempos.

El libro del comisario Simonovis es un testimonio aterrador sobre la ausencia de justicia en Venezuela. Dicho con más precisión, sobre la politización y el uso del Poder Judicial como instrumento para avanzar operaciones políticas dirigidas desde el gobierno.

En una sociedad funcional, la independencia de poderes es absolutamente esencial para el funcionamiento de la democracia y en particular el Poder Judicial actúa no solamente como una instancia de interpretación y aplicación de la ley, sino como una barrera para defender a los ciudadanos de los abusos de los otros poderes y para corregir las violaciones a la constitución y al ordenamiento jurídico.

El asunto de fondo no es, como pudiera parecer, si Simonovis es inocente o culpable de los crímenes de los cuales le acusó la Fiscalía. El problema medular es que en la evacuación de pruebas y durante todo el juicio se cometieron tantas irregularidades y abusos de poder que la acusación en si está vulnerada en todas sus instancias. La historia del Derecho es, en buena medida, la historia de la civilización humana porque el derecho regula nuestras relaciones y hace posible la convivencia. Es una grave violación al Derecho el juzgar a una persona violentando normas constitucionales e internacionales en la materia y atendiendo exclusivamente a lo que evidentemente era una decisión política de encontrar alguna víctima propiciatoria, un chivo expiatorio, por los sucesos violentos del 11 de abril de 2002. A ello hay que unirle el tratamiento prácticamente de héroes de la revolución que recibieron los pistoleros de Puente Llaguno y la lenidad con que los jueces y la fiscalía trataron a los oficialistas que participaron en la violencia de esos días.

La negativa del gobierno a nombrar una Comisión de la Verdad para investigar los funestos hechos de esa jornada es tremendamente significativa y nuevamente evidencia la parcialidad y la intolerable polarización que rige las acciones del chavismo. Yo me encontraba en esa marcha, mi hijo estaba ahí también, así como muchos de mis mejores amigos. A la altura de las torres del Centro Simón Bolívar comenzaron a llegar las primeras nuevas sobre los disparos contra la manifestación en la avenida Baralt. Ante esas nuevas comenzamos a dispersarnos sin tener la más remota idea acerca de la gravedad de los hechos que luego veríamos por televisión. Un capítulo fundamental en la historia contemporánea de Venezuela, signado por una movilización masiva y pacífica de la sociedad civil, fue oscurecido irremediablemente por las balas homicidas de quienes dispararon ese día y por acción cómplice de quienes planificaron la emboscada.

Algún día se sabrá la verdad tanto sobre los confusos hechos políticos de la jornada, que culminaron con el gobierno brevísimo de Carmona y el retorno de Chávez, como sobre la responsabilidad por los numerosos muertos y heridos.

En ausencia de esa investigación esclarecedora, uno tiene todo tipo de motivos para sospechar de las motivaciones de los magistrados y del gobierno que gira órdenes al Poder Judicial. En ausencia de la verdad sobre el 11-A, el juicio y la condena a 30 años de cárcel de Simonovis constituyen una afrenta a nuestros principios cívicos como nación y a nuestra conciencia como ciudadanos.

La pretensión del gobierno de involucrar a los familiares de las víctimas del 11-A y de contraponer su dolor y su interés en que se castigue a los culpables con el derecho que le asiste a Simonovis para que se le otorgue una medida humanitaria por su grave estado de salud no es más que un paso más en la escalada de manipulación política que ha asediado a este caso desde sus orígenes.

Mientras tanto, un hombre a quien no se le ha demostrado en ningún contexto medianamente convincente su culpabilidad padece junto con su familia el calvario de una condena política.

Como con muchas otras cosas que ocurren en estos tiempos, donde el poder se ensaña sobre unos pocos para infundir miedo, la responsabilidad de defendernos es colectiva.

La injusticia contra Simonovis nos debería tocar a todos.

Mañana le puede tocar a cualquier otro.

La Economía del Estado Comunal Socialista, @jagp611

055 Poder Comunal

Por Jesús Alexis González, 23/01/2014

La Ley Orgánica del Poder Popular (LOPP) es clara en cuanto a la aspiración oficialista por imponer la construcción de un Estado Socialista (no Constitucional) bajo la denominación de Estado Comunal, teniendo como célula fundamental a las Comunas (entidad local socialista) las cuales han de coordinar las actividades productivas para su sustento en sintonía con el régimen de producción social y con el modelo de desarrollo contemplado en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación –que tiene dentro de sus objetivos contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana-perfilando como centro ejecutor a los Consejos Comunales en torno a la propiedad social de los medios de producción a nivel de la Comuna.

El hecho económico del Estado Comunal está definido en la LOPP: “Forma de organización político social, (…) con un modelo económico de propiedad social y de desarrollo endógeno sustentable que permite alcanzar la suprema felicidad social de los venezolanos y venezolanas en la sociedad socialista.”; y en torno a tal finalidad, estiman poner en marcha un Sistema Económico Comunal con la activa participación de organizaciones socio productivas- unidades familiares y demás formas asociativas para el trabajo- que como instancias del Poder Popular- les serán transferidas empresas de propiedad social que no serán generadoras de ganancias ya que han de reinvertir socialmente el excedente. Complementariamente, tienen previsto generar un tejido productivo basado en nuevas relaciones sociales de producción sustentado en la propiedad pública, social y colectiva de los medios de producción, a la luz de un sistema de integración de redes productivas que garantice el desarrollo de la Nación y de las Comunidades mediante la transformación de la materia prima a escala industrial y semi-industrial, fortaleciendo un sistema que de forma directa   – eliminando el Mercado como mecanismo de distribución-  impulse la distribución, intercambio y consumo de los bienes y servicios de consumo final e intermedio a través de cadenas de distribución Estatales, comunales y mixtas; ya que de tal manera, sostienen, se evita la indebida ganancia de los capitalistas!!.

Nos permitimos un alto reflexivo: A cuál tipo de socialismo se está aspirando, más allá de la retórica referida a un sistema de organización económico y social cuya base es que los medios de producción sean parte del patrimonio colectivo, y de ser una etapa que antecede al comunismo? Precisar el tipo de socialismo que pretenden es de suma trascendencia, habida cuenta que las organizaciones del Poder Popular (recordando que pueblo somos todos) se constituyen por iniciativa de los ciudadanos en vinculación con sus intereses comunes; pero que adquieren su personalidad mediante el Registro ante el MPP para las Comunas, lo cual equivale a un implícito control por parte del Ejecutivo Nacional al momento de otorgarles el reconocimiento formal (y posterior asignación de recursos). Tal alcabala administrativa, facilita “confundir” una potencial condición de revolucionario propiciador de equidad social con la de obligatorio integrante del PSUV, rompiendo con el principio de pluralismo que garantiza la Constitución Nacional e induciendo una discriminación política y comunitaria para quienes no se identifiquen con el “partido”.

La inobservancia del pluralismo ideológico, adquiere mayor sensibilidad  en razón a que dentro de las competencias asignadas por ley al Poder Popular está la referida a la conformación de una Economía Comunal que en la práctica rechaza, tanto cualquier forma de iniciativa generada por el sector privado, como  la existencia de “mercancías” entendidas como  bienes o servicios  que satisfacen necesidades humanas (valor de uso) que no sean producidas para el consumo propio de la Comuna; y por tal motivo no pueden ser destinados a la comercialización en el mecanismo impersonal del “mercado”.

En fin, muy por encima del contenido socialista subyacente en el pretendido Sistema Económico Comunal, vale resaltar lo atinente a la “modernización” de algunas ideas y conceptos que ya la historia se encargó de demostrar su ineficiencia.

Jagp611@gmail.com

Vaivén petrolero, Eddie Ramírez

054 Pdvsa.rojo_

Por Eddie Ramírez, 21/01/2014

De segundo productor mundial y primer exportador, pasamos a producir solo el 3% de la oferta mundial de petróleo. Sin duda nuestra política petrolera no ha sido acertada. En 1960 se creó la OPEP con participación de Arabia Saudita, Kuwait, Irán, Irak y Venezuela. En ese fecha esos cinco países producían 7.891.000 barriles por día, participando Venezuela con 2.846.000 barriles, es decir un 36%. En el 2012, nuestra participación en la producción total OPEP fue de sólo un 9,3%. Mientras los demás países aumentaron considerablemente sus producciones, nosotros estamos peor que hace 52 años.

Sin duda este descenso puede atribuirse a los vaivenes de nuestra política petrolera. Inicialmente, Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez cedieron concesiones de exploración y extracción a ¨parientes y paniaguados¨, quienes inmediatamente las negociaban con las compañías extranjeras. Nueve Leyes de Hidrocarburos se promulgaron entre 1920 y 1943. Medina Angarita otorgó más extensiones de tierra que Gómez y López Contreras. La Ley de 1943 puso un poco de orden y a través de los años fue aumentando la participación fiscal. Betancourt fue adalid de no más concesiones. En 1976 se estatizó la industria de los hidrocarburos y desde entonces todos nuestros gobiernos apostaron a la reducción de la producción. Recientemente gobierno y oposición predican la necesidad de aumentarla, pero quizá sea tarde porque hay otros actores importantes.

En 1982 se inició la política de internacionalización y de apertura a empresas privadas, criticadas por el régimen actual, pero paradójicamente continuadas, aunque en lugar de Exxon y Conoco prefiere algunas empresas de menor categoría. La Pdvsa meritocrática negoció cuatro mejoradores para poder refinar el crudo de la Faja. A la fecha no se ha construido ningún otro mejorador. Actualmente hay doce empresas mixtas en la Faja, con socios de Cuba, Rusia, Vietnam, España, India, Malasia, Estados Unidos, Japón, China, Italia y Noruega. La cuantificación de las reservas se le asignó a empresas de los países citados y, además, a Ecuador, Uruguay, Chile, Argentina, Portugal, Brasil e Irán.

Menospreciamos nuestro mercado natural de Estados Unidos y nos hemos asociado con algunas empresas que no tienen tecnología ni músculo financiero.

Pdvsa es una empresa endeudada, politizada, corrupta e ineficiente, que importa gasolina y diesel. En un nuevo gobierno la política petrolera debería seguir los ejemplos de Brasil y Colombia. Pdvsa tendrá que reducirse, colocar un 20% de sus acciones en la Bolsa y que el crecimiento de la producción sea vía empresas mixtas. Si se modifica la Constitución, podrían participar sin necesidad de asociarse con Pdvsa empresas privadas venezolanas y extranjeras. No es asunto de ideologías, sino de necesidad, como le está sucediendo a México. Los mitos de soberanía y los vaivenes de las políticas nos han perjudicado.

Como en botica: Se justifica que gobernadores y alcaldes acudan a Miraflores. Que asistan algunos parlamentarios es sumisión. El diálogo no puede ser para estabilizar al régimen, sino para garantizar que cumpla la Constitución

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com

A desmontar el mito, la necesaria devaluación de nuestra moneda, @Daniel_jose

052 Devaluacion_2_economia

Por Daniel Alvarez, 22/01/2013

Un articulo como este merece comenzar con una sencilla pero absoluta verdad, que parece ser un tabú no solo para la clase política venezolana, sino para todo el país: Venezuela necesita devaluar su moneda, y es urgente. Puede sonar extraño que lo diga cuando hace escasas horas el llamado “Vicepresidente del Área Económica” acaba de hacer eso mismo intentando, eso sí, disfrazarlo con toda clase de apodos y subterfugios lingüísticos, pero lo hecho hoy es nada en comparación a lo que este país debe asumir.

Lo que vimos al mediodía fue como un Ministro de Petróleo, e irónicamente no el de Economía que estaba a su lado, intentaba explicarle al “pueblo” el nuevo sistema cambiario rehuyendo de la palabra devaluación, solo para ser desmentido horas después por medio país que clamaba, y de manera correcta, que sí había habido una devaluación solo que “encubierta”. Sin embargo, todo el debate ignoraba la gran falla de los anuncios económicos pues unos por ignorancia y otros por populismo no se atrevían a asumir y defender que las medidas no pecaban de insuficientes por la devaluación, sino más bien por la no completa aplicación de esta.

Resulta fácil, y sé que muchos lo harán, defender esa postura. Partiendo de puntos como que la devaluación es impopular, o que nos hace más pobres, nuestra clase política ha justificado mantener un tipo de cambio que ha desangrado de nuestro estado de miles de millones de dólares subsidiados para todos los que viajamos, importamos o estudiamos afuera. Y no es que no tengan razón varios de esos argumentos, principalmente el que nos volvemos más pobres con cada devaluación, pero es ahí precisamente donde se encuentra el punto principal de este debate: desde hace 30 años somos pobres en términos reales, solo que nos las hemos arreglado para disfrazarlo.

Aquí entra la pregunta clásica ¿Cómo podemos ser pobres con una empresa como PDVSA, que es la segunda compañía más grande de América Latina con ingresos netos de 125.000 millones de dólares anuales y que aporta al fisco al menos 40.000 millones de dólares cada año? Pues muy sencillo señores: porque una sola empresa de unos 50.000 empleados (solo cuento a los productivos) no puede mantener a TODO un país. Desde que nacionalizáramos la industria petrolera, hace ya casi 40 años, hemos supuesto que lo que produce esa PDVSA es de todos los Venezolanos, y nos exonera de muchas de las responsabilidades que ciudadanos de otros países deben cumplir para mantenerse.

Basta un ejemplo sencillo para demostrarlo, y para ello nos devolvemos justamente a 1975, cuando con la política de pleno empleo el gobierno de Carlos Andrés Pérez decreta que debía haber “ascensoristas” en todos los ministerios para cada ascensor que recibirían un sueldo mínimo. Con el respeto que merecen todos los que ejercen ese oficio, pero ¿es tanta la productividad de un ascensorista como para merecer ser pagado por ello? o mejor dicho ¿su trabajo produce siquiera algún servicio o bien transable? Obviamente no, y fueron políticas como estas las que causaron que el periodo 1975-1985 la productividad media por venezolano decreciera de manera continua, mientras que la del resto de América Latina aumentaba o, en algunos casos, se duplicaba.

Sin embargo, con 10 millones de habitantes y una PDVSA que en términos reales producía prácticamente lo mismo que hoy en día, era posible sustentar ese sistema que no solo generaba empleos improductivos y falsos, sino que financiaba nuestros viajes por el mundo a costa de que somos “un país rico”. Treinta años después no solo nos hemos estancado, sino que con tres veces más población vemos como esos 40.000 millones de dólares que PDVSA le entrega al fisco se diluyen en casi nada para todas las necesidades que tiene el país.

Una última comparación puede resultar útil para entender lo grave de la realidad que nosotros mismos hemos construido. Tomemos las exportaciones no petroleras de Venezuela, que apenas son el 5% del total representando unos míseros 5.000 millones de dólares (2013), y comparémoslas con el país más pobre de América del Sur, Bolivia. Resulta que todo lo que exportamos los treinta millones de venezolanos que no trabajamos en la industria petrolera representa apenas el 50%, ósea la mitad,de lo que producen las diez millones de personas más pobres de nuestro subcontinente. Esa es la magnitud de nuestra pobreza real, de nuestra improductividad como individuos y sociedad rentista que se cree rica solo por haber tenido la suerte de caer sobre las reservas de petróleo más grandes del planeta.

Esa realidad, tan impactante y a la vez tan ignorada, debe hacernos entender de una vez por todas, una verdad que hemos querido ignorar: somos un país y una sociedad profundamente pobre e improductiva. Asumir tal premisa resulta horrible, y hasta deprimente, pero será solo cuando la enfrentemos con seriedad y responsabilidad que podremos entender los enormes sacrificios que debemos asumir para sacar este país adelante y construir bases verdaderamente solidas para ser ricos. De no tener la valentía y el coraje para hacerlo no solo no creceremos, sino que con cada venezolano que nazca seremos más pobres y terminaremos por acabar con nuestra querida PDVSA, pues esta se ahogará cargando el peso de todos los que decimos amarla pero que a la hora de la verdad la sacrificamos para mantener nuestro dólar viajero barato o poder comprar el ultimo celular que salió al mercado.

Ciertamente hay mucho, pero mucho por hacer, para lograr enfrentar esto. Sin embargo debemos comenzar a hacerlo ya, y lo primero que debemos proponernos es asumir los costos de la irresponsabilidad con la que hemos llevado la economía los últimos 30 años. Esto pasa por desmontar esa ridícula idea de que debemos mantener a toda costa el dólar barato, pues nuestra productividad no justifica tal lujo, y es PDVSA la que termina endeudándose con el fisco y a nivel internacional para pagarlo. Evidentemente, tal medida nos hará mucho más pobres en términos de poder adquisitivo externo en el corto y mediano plazo, pero permitirá una representación más real de la productividad de nuestra economía y el desarrollo de empleos que vayan más allá de marcar un botón de ascensor, transformando eso en un obrero de planta que arma el chasis de un vehículo para exportar, permitiéndonos aumentar nuestra riqueza en términos reales y sustentables.

Resulta claro que una tasa de cambio real por sí sola no nos permitirá salir de la crisis del estancamiento, pues sin confianza e incentivos para nuestros empresarios veremos una continua depreciación por el temor a una expropiación o a una torpe política macroeconómica. Pero mientras nuestros políticos, en especial la oposición, no tengan la valentía y la moral de empezar a desmontar esos principios que ellos mismos saben errados, pero que por popularidad no se atreven a atacar, no podremos dar siquiera el primer paso.

Llegó la hora de hacer el verdadero sacrificio, ese que nos permitirá ver al pasado cuando seamos viejos y decir con orgullo que nuestra generación fue tan valiente como llevar a nuestra hermosa Venezuela al futuro que se merece. Como diría un ex-presidente llanero: a ponerse alpargatas, que lo que viene es joropo…

http://loqueelmundonosdeja.blogspot.com/2014/01/a-desmontar-el-mito-la-necesaria.html

El venezolano y la memoria de corto plazo, @AIPOPTWITT

050 Saqueos-por-orden-de-maduro

Por Ing Eduardo Páez Pumar,

Boletín 162, 16/01/2014

Durante los últimos años, hemos vivido estrategias electorales dirigidas a la distracción de las necesidades reales del país, en las que el gobierno juega al manejo de la memoria de corto plazo del venezolano. Cada vez que los niveles de popularidad del presidente caen, surge una nueva estrategia de manejo de la opinión pública, que permite desviar la opinión del electorado a través de ofertas engañosas y planes de corto plazo, los cuales a la larga, lo que logran es una destrucción cada vez mayor de la economía venezolana.

Estas estrategias se hacen más eficientes en la medida en la que existe mayor control de los medios de comunicación y en la medida en la que la información sobre el tema esté más restringida.

En las últimas semanas hemos visto como se destruye la economía nacional, con el único fin de ganar las elecciones municipales y evitar el efecto referendario de las mismas. En este caso el ataque fue dirigido, sin ningún tipo de contemplaciones, contra el sector comercial, afectando a minoristas, mayoristas y distribuidores privados.

Inicialmente fueron afectadas las tiendas de electrodomésticos, pero posteriormente, gracias a las visitas realizadas a comercios en todo el país por funcionarios de Indepabis, Sundecop y otros entes públicos, ordenando rebajas de precios entre 25% y 70%, miles de venezolanos han hecho cola en las puertas de las tiendas para comprar electrodomésticos, ropa, juguetes y otros bienes de consumo a precios menores a su costo de reposición.

Por intermedio de las redes sociales sabemos que se han producido saqueos a las tiendas en distintas partes del país; saqueos que no han sido reportados por los medios de comunicación.

A futuro veremos muchos de los comercios pequeños cerrados y los comercios grandes que puedan abrir sus puertas en enero, estarán con las estanterías vacías y plantas completas clausuradas por la imposibilidad de reponer el inventario. La consecuencia directa será un mayor desempleo a nivel nacional y buhoneros por todas partes, revendiendo los objetos producto de los saqueos y de las compras nerviosas. Subirá la tasa de informalidad del sector comercial y aumentará la precariedad del empleo en el país.

El mensaje manejado por el gobierno, indicando que los comerciantes son especuladores y que el gobierno protege al pueblo para que pueda adquirir las mercancías a un precio justo, pareciera que pudiera dar buen resultado en cuanto a la preferencia de los votantes. La gente con su memoria de corto plazo, se ha olvidado que la inflación de Venezuela es una de las más altas del mundo y que estos comerciantes se han visto obligados a adquirir la mercancía con dólares del mercado negro, por la falta de dólares de un mercado formal prácticamente inexistente.

Esperamos que en las próximas dos semanas, los venezolanos recuperen la memoria y pisen tierra firme con el equilibrio necesario para que el 8D el voto sea un voto consciente y no perturbado por manipulaciones puntuales, sin ninguna ética, aplicando con habilidad los principios políticos de Maquiavelo de que “el fin justifica los medios”. Con nuestro voto podemos impedir la destrucción económica y social de Venezuela.

http://www.aipop.org/site/modules/mydownloads/singlefile.php?cid=19&lid=282

¿Delincuentes en la Embajada de Venezuela en Costa Rica?, @carlosvilchezn

048 Embajada de Venezuela en Costa Rica

Por Carlos Vilchez Navamuel, 20/01/2014

Si esta información  es correcta, como parece ser, la Embajada de Venezuela estaría protegiendo a dos individuos que fueron condenados por varios años a la cárcel en ese país. La pregunta que nos hacemos es válida porque existe información seria que nos dice que esta embajada tendría a dos funcionarios que han sido acusados y condenados a varios años de cárcel en Venezuela, pero  en lugar  de que estos individuos estén pagando su condena, estos se encontrarían trabajando como diplomáticos aquí en Costa Rica.

A propósito de esto, Gustavo Coronel escribió el 23 de noviembre del 2013  entre otras cosas lo siguiente: “Daniel Luces Paez, condenado en 2005 por violar a una menor, es el nuevo Primer secretario de la embajada  de Venezuela  en  Costa Rica”.

http://lasarmasdecoronel.blogspot.com/2013/11/delincuencia-y-nepotismo-en-la-embajada.html

El sitio de Internet denominado “Impacto CNA nos presenta el escrito de la sentencia completa de Daniel José Luces Paez, dice así:

Los   Teques,

194 y 145CAUSA Nº   3823-05

PENADO:   LUCES PAEZ DANIEL JOSE.

MOTIVO:   APELACION POR ORDENARSE LA RECLUSIÓN DEL PENADO.

PONENTE:   JOSEFINA MELÉDEZ VILLEGAS Compete a   esta Corte de Apelaciones, conforme a lo establecido en el artículo 485 del   Código Orgánico Procesal Penal, conocer de la presente causa en virtud del   Recurso de Apelación interpuesto por los Profesionales del Derecho JOSE   RAFAEL L DE LOS RIOS y REINA C MERCADO L. en su carácter de Defensores del   penado: DANIEL   LUCES PAEZ, contra la decisión dictada por el Tribunal Cuarto de   Primera Instancia en funciones de Ejecución del Circuito Judicial Penal del   Estado Miranda, con sede en Los Teques, en fecha 17 de Noviembre de 2004, en   la cual se ordenó la reclusión del mencionado ciudadano, de conformidad con   lo dispuesto en el primer aparte del artículo 480 y el artículo 493 del texto   adjetivo penal. En fecha   17 de enero de 2005, se le dio entrada a la causa distinguida con el N°   3823-05, designándose ponente a la doctora JOSEFINA MELÉNDEZ VILLEGAS, quien   suscribe el presente fallo con tal carácter. En fecha   19 de enero de 2005, se solicitó al Tribunal de la Causa, expediente   original. Siendo recibido el mismo en fecha 24 del mismo mes y año. A los   fines de emitir el correspondiente pronunciamiento, previamente se observa: PRIMERO SENTENCIA   CONDENATORIA.  En fecha   20 de octubre de 2004, el Tribunal Primero de Primera Instancia en Funciones   de Juicio y actuando como Mixto, de este Circuito Judicial Penal y sede,   dictó sentencia condenatoria en contra del acusado LUCES PAEZ DANIEL JOSE, en   los siguientes términos: “…   CONDENA, al ciudadano DANIEL JOSE LUCES PAEZ… A cumplir la pena TRES (3) AÑOS   DE PRISION por considerarlo responsable del delito de ACTOS LASCIVOS   AGRAVADOS previsto y sancionado en el único aparte del artículo 377 del   Código Penal, en perjuicio de la adolescente MAYLLELY DEL VALLE JUAREZ   RODRIGUEZ . SEGUNDO: CONDENA al ciudadano antes identificado a las penas   accesorias de la pena de presidio, previsto en el artículo 16 del Código   Penal. Y sigue….

http://impactocna.com/un-condenado-por-violacion-es-designado-secretario-de-embajada-de-venezuela-en-costa-rica/

048 Personal de la Embajada De Venezuela

Además de lo mencionado anteriormente, otro caso aún más grave ha llamado la atención a  la periodista  venezolana Marianella Salazar quien en un artículo titulado “Pero tenemos plasma”  comenta otro hecho muy delicado aunque todavía no confirmado, dice así “Justo en estos días asistimos a un hecho monstruoso que es el perfecto relato anti navideño. Me refiero a la supuesta designación como secretario de la Embajada de Venezuela en Costa Rica del autor de la masacre en la plaza Francia de Altamira de diciembre 2002, Joao de Gouveia, condenado a la pena máxima de 30 años de presidio. Precisamente, cuando se cumplen once años de aquella carnicería, perpetrada por ese sicario de nacionalidad portuguesa, el gobierno, primer sospechoso de haber conocido, tolerado y perdonado sus crímenes, presuntamente lo premia ahora con un cargo diplomático. Si se confirma la tesis del nombramiento del “señor Joao”, entonces no actuó aquella fatídica noche por locura espontánea, sino que pertenecía a un batallón de mercenarios que obedecía órdenes del gobierno”. Las negritas son nuestras y la nota fue publicada en el periódico venezolano El Nacional el 18 de diciembre pasado.          http://www.el-nacional.com/opinion/plasma_0_320368008.html

Por ahora, el único nombre que aparece en la página oficial del gobierno  de Venezuela sobre el personal que trabaja en la embajada de Venezuela en Costa Rica es el de Daniel Luces Paez  como se puede ver en la foto que acompaña el artículo.

Ante estas dos informaciones,  no nos queda otra cosa que pensar que seguramente otras embajadas de Venezuela en el mundo tienen personas contratadas en las mismas condiciones lo que nos produce una enorme indignación y mucha tristeza.

http://www.carlosvilcheznavamuel.com

Cuba y el crédito de 22 pesos para la olla arrocera, @yusnaby

043 Olla-arrocera-credito-cuba-yusnaby

Por Yusnaby Perez, 18/01/2014

El crédito bancario para la compra minorista de artículos de cocción está siendo polémico en Cuba; es el tema de conversación de muchos en la calle. Aquí les explicaré detalladamente en qué consiste.

Desde el 14 de enero del 2014, los trabajadores cubanos pueden adquirir créditos bancarios para la compra de artículos de cocción: ollas de presión eléctrica, ollas arroceras, ollas de presión convencional, cocinas de inducción y su menaje (entiéndase por: una cacerola con tapa, una sartén, un jarro y una cafetera).

¿Cómo obtener el financiamiento bancario para la compra de uno de estos productos?

1.- En primer lugar debes solicitar una carta en tu centro de trabajo donde quede reflejada la plaza que ocupas, tu escala salarial y el salario que devengas.

2.- Presentar esta documentación al banco para que determinen si tienes “capacidad de pago” o no la tienes.

3.- De aceptarse por el banco el otorgamiento del crédito se te entregará un contrato con el monto del crédito concedido el cual deberás presentar en la unidad minorista o tienda antes de comprar el producto.

4.- Al presentar el contrato en la unidad minorista o tienda, te entregarán un certificado del monto del producto reservado, el cual tendrá una validez máxima de 5 días hábiles. De pasar el tiempo límite se anula la reserva.

5.- Con el certificado de la tienda, deberás volver al banco para que te expidan el cheque por el 100% del valor del producto.

6.- Regresar a la tienda o unidad minorista para que sea recibido el cheque de gerencia con el cual se procederá a la venta del artículo.

Algunos detalles a tener en cuenta:

a) Las tiendas de la red de comercio minorista en pesos cubanos (CUP), sólo comercializarán la cocina de inducción de una hornilla con su menaje incluido. El resto de productos sólo se puede adquirir en tiendas de divisa.

b) El crédito se pagará en pesos cubanos y el banco otorgará el cheque en pesos convertibles, el cual será cobrado según la tasa de cambio vigente (actualmente 25 pesos cubanos = 1 peso convertible)

c) Los cheques de gerencia se emitirán a favor de la entidad que se consigna en la Certificación de Reservación de Equipo, en el plazo de cinco (5) días hábiles contados a partir de la fecha de la certificación, y se especificará al dorso del instrumento los datos del prestatario y el concepto de la venta.

d) En caso de desperfecto en equipos con garantía, el lugar de reparación de los adquiridos con pesos convertibles no será el mismo que los adquiridos con pesos cubanos. Es necesario informarse al respecto en la tienda.

f) En la ley no queda claro el interés que cobrará el banco ni las mensualidades que serán descontadas del salario al trabajador.

Una olla arrocera promedio cuesta 22CUC (22 dólares americanos). Si el cubano trabajador necesita adquirir un crédito para poder comprar un artículo con valor de 22.-USD; ¿Cómo es posible que vendan carros con un precio de 262,000.-USD que además deben pagarse en efectivo al momento de la compra?

Mientras mi vecina Sonia leía la noticia en el periódico Granma gritaba: “¿Cuándo nos darán créditos para comprar carne?”

http://yusnaby.com/cuba-y-el-credito-de-los-22-pesos-para-la-olla-arrocera/

Dolarizar la moneda venezolana…, @francodorazio

Por Armando Urdaneta, 18/01/2014

En la última década en América Latina se ha generado un profundo debate acerca del proceso de dolarización de las economías de algunos países que la han asumido, como es el caso de Ecuador, El Salvador y Panamá, analizando los efectos sobre las variables macroeconómicas de la aplicación de esta medida de política monetaria. Por esta razón la intención del presente artículo es proponer su análisis en el caso venezolano.

046 Balanza de pagos BCV

Ahora bien, con base a lo expuesto en artículos anteriores, sobre las causas que han originado la crisis económica de carácter estructural que vive el país, lo cual hace inviable desde la perspectiva de la racionalidad económica un proceso de revalorización de la moneda nacional, el bolívar, a pesar de la aplicación de un control de cambio a partir del año 2002 como se observa en la Tabla N°1, a continuación, el cual buscaba fiscalizar los factores especulativos del mercado de divisas, y la fuga de capitales. En Venezuela se presenta un escenario que ha provocado que el país haya erogado más de 440 mil millones de dólares por concepto de importaciones en el periodo 2002-2013.

Esta diagnosis anteriormente planteada ha hecho que cada vez la economía Venezolana sea más dependiente de las importaciones y por ende, demanda mas divisas haciendo presión sobre la tasa cambio oficial, la cual pasó de 1,4 bs/$ en 2002 a 6,3 bs/$ en 2013, representando una devaluación del 350%, sumado a un mercado no oficial de divisas cuya tasa de cambio es 8 o 9 veces superior a la tasa oficial como se puede constatar mediante el indicador: (M2 <liquidez monetaria> / RI <Reservas Internacionales>), alimentado por el exceso de liquidez en el mercado local, como ya señalamos anteriormente, esta situación hace que la moneda nacional tenga un valor real muy inestable y genere una incertidumbre real en el sector económico nacional e internacional que hace vida en nuestro país.

Este planteamiento hace que los actores económicos antes mencionados busquen preservar sus capitales transando los bolívares que poseen por una moneda cuya reserva de valor es mucho más estable como el dólar, razón por la cual la cuenta de capital y financiera de la balanza de pagos reportada por el BCV presente un saldo negativo de 171.670 millones de dólares como se muestra en la tabla N°1,  siendo la balanza de pagos, la cuenta donde se registran en forma sistemática   las transacciones económicas ocurridas durante un tiempo determinado entre los residentes de un país y el resto del mundo, y donde la cuenta de capital y financiera registra las transferencias de capital y la adquisición y/o enajenación de activos no financieros, no producidos y las transacciones de activos intangibles, así como las inversiones, préstamos y depósitos de residentes nacionales en el exterior, o de residentes del exterior en Venezuela.

Leer más →