Ciberpolítica eficaz

808 Ciberpolítica 1

Por Carmen Beatriz Fernández, 02/04/2012

La Ciberpolítica tiene dos dimensiones fundamentales: la primera como fuente de información y la segunda como fuente de activismo político. Ambas dimensiones deben trabajarse por igual. Sin embargo, la vertiente más importante en campañas, y a la vez la que más cuesta entender a los políticos tradicionales (los “inmigrantes digitales”) es la del Ciberactivismo.

El CIBERACTIVISMO implica el uso de los nuevos medios en actividades similares al activismo político. Es decir, más allá de la información, el aprovechamiento de las redes, y el impulso del boca a boca, así como el establecer compromisos que trasciendan lo 2.0 para llegar al mundo real, son los activos más positivos que puede lograr una campaña 2.0 que sea exitosa.

Cada sociedad afronta los retos de su momento histórico con los instrumentos que los tiempos dictan. Los ejércitos son importantes para ganar batallas. Y sin ejércitos de ciberactivistas no se ganan las batallas electorales del siglo 21. La ciberpolítica es una disciplina que ocupa su propio espacio en las campañas, y, cuando se usa bien, actúa de forma integrada a todo el proceso estratégico y comunicacional de la política.

La masiva penetración de la tecnología abre potencial para la generación de nuevos espacios de encuentro y discusión, así como facilita el considerar las nuevas herramientas para la construcción y articulación de redes públicas. De manera que los ejércitos de ciberactivistas son imprescindibles si se quieren ganar las batallas electorales del siglo 21. Captarles, articularles, motivarles y sobre todo… disciplinarles, es fundamental para contar con un ejército de ciberactivismo.

En la esfera de la política 2.0 debemos dejar evidencias permanentes de nuestra fuerza numérica. Tener más seguidores en Twitter y FaceBook que nuestros adversarios, obtener ventajas en una encuesta de un diario digital, tener buenos argumentos a nuestro favor en un foro o lograr que nuestra causa de campaña se convierta en un “trending topic” en twitter, son todos indicadores de una fuerza cuantitativa que predice la victoria electoral. Nuestros ciberactivistas deben hacerse sentir y evidenciar que son mayoría.

Hay distintos indicadores de éxito 2.0 para una campaña, el número de seguidores en FaceBook y Twitter es uno de ellos, sin duda. Si quieres ir un poco más allá debes medir qué tanta influencia tienes entre unos y otros, y que tanto circula la información que tu generas (con instrumentos como Klout, por ejemplo. Pero a mi juicio el elemento singular que verdaderamente agrega valor es que el comando construya sus propias bases de datos de contacto y activismo y las sepa usar. Es eso lo que permitirá, en definitiva, convertir a un simple “follower” en un votante real. Puede verse un ejemplo de lo que esto significa en nuestra plataforma Politired (http://politired.datastrategia.com)

808 Ciberpolítica 2

La ciberpolítica es muy poderosa, pero si solamente usamos las nuevas herramientas para difundir información, sin usar las redes en su capacidad de articulación política se está subutilizando enormemente la herramienta. Ese es un error frecuente: el creer que por tener una página web, una cuenta en twitter y en Facebook se está haciendo ciberpolítica. El verdadero trabajo empieza luego, con la conformación depuración de bases de datos y poner a trabajar esos contactos y esas redes a beneficio de la campaña.

Venezuela es el país de Latinoamérica con más penetración proporcional en redes sociales. Un 95% de los usuarios de Internet en Venezuela están en FaceBook con más de 7 millones de usuarios locales. Muchos menos en Twitter, pero somos es el tercer país a nivel mundial con mayor penetración de Twitter, en números relativos, (luego de Indonesia y Brasil). Son estas dos redes las más importantes.

Hay en la ciberpolítica dos segmentos fundamentales: los jóvenes y los habitantes urbanos. La ciberpolitica no es más el futuro de la política, es ya su presente. Venezuela no escapa de esta tendencia. Se estima en cerca de 45% la tasa de penetración de internet en general, pero es mucho mayor en jóvenes (para el 2010 un 70% de los jóvenes entre 15 y 17 años tenían acceso a Internet, a nivel nacional) y en áreas urbanas, precisamente en las áreas donde la oposición tiene sus audiencias fundamentales. Al añadir la telefonía inteligente esta penetración crece exponencialmente.

Ninguna campaña electoral puede hablar de futuro sin incorporar a en ella a los segmentos más jóvenes de la población, y para ellos no hay mejor instrumento de comunicación política que los nuevos medios.

Por Carmen Beatriz Fernández ([i])

Directora de DataStrategia


[i] La autora es Urbanista (USB) con maestría en Administración de Empresas (IESA) y maestría en Campañas Electorales (University of Florida). Desde 1997 dirige DataStrategia y coordina el portal político iberoamericano e-lecciones.net. Con experticia profesional concentrada en actividades vinculadas a mediciones de opinión pública, campañas políticas y nuevas tecnologías, ha sido sido jefe de campaña a niveles local y regional, así como consultora en nuevas tecnologías y estrategia general a nivel presidencial en más de treinta campañas exitosas en diferentes países. Recientemente sus trabajos en ciberpolítica la hicieron merecedora del Aristotle Excellence Award 2010, siendo parte del “Global Dream Team” que reconoce a los mejores consultores políticos del mundo.

http://www.doralnewsonline.com/doralfinal/2012/04/ciberpol%C3%ADtica-eficaz/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: