Archivos del mes: 16 abril 2013

Red de observación electoral de Asamblea de Educación No Avala El Proceso Electoral

 

 LA RED DE OBSERVACION ELECTORAL DE LA ASAMBLEA DE EDUCACION NO AVALA EL PROCESO ELECTORAL

Detectadas serias irregularidades que pueden comprometer la legitimidad de los resultados.

La Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación ha participado desde 2006 en 10 procesos electorales como ente de observación nacional acreditado por el CNE. Durante todos estos ejercicios hemos mantenido  una actuación equilibrada de hacer señalamientos críticos y reconocimientos tanto a las autoridades electorales como a los participantes y a los órganos del poder público. Ello nos ha conferido una sólida reputación por nuestra conducta consistente, objetiva y apegada a estrictos criterios técnicos.

Queremos destacar nuestra responsabilidad especial como red venezolana de observadores en este momento de excepcional importancia para la democracia. Esto nos conduce a evaluar con mucha seriedad y responsabilidad la existencia de elementos objetivos  que podrían comprometer la consistencia del anuncio del CNE y, más grave aún, la legitimidad misma de la proclamación hecha por el organismo electoral,  dado el estrechísimo margen de la elección presidencial.

La Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación, manteniendo su línea inalterable de conducta apegada a principios éticos y ciudadanos fundamentales, expresa su decisión de no avalar el proceso de la elección presidencial 2013. Esta es una decisión que adoptamos compelidos por la existencia de irregularidades y actos de coacción y violencia, debidamente sustanciados en un anexo que acompaña a esta declaración,  que podrían comprometer la integridad del proceso electoral y conducir potencialmente a una alteración de los resultados de la elección anunciados al país por el CNE. Despejar con absoluta claridad las reservas de la ciudadanía sobre el proceso electoral es indispensable para garantizar la paz nacional y consolidar la confianza en la transparencia de las elecciones. Estimamos que los poderes públicos, y en especial el  CNE, deberían ser los primeros interesados en despejar cualquier duda al respecto.

Caracas, 15 de abril de 2013

Anuncios

El momento de la razón

Por  Jonatan Alzuru, 16 de abril 2013

El momento de la razón, dijo Capriles. Esto significa en términos muy claros, saber cuál es el objetivo de la lucha, cómo administrar las fuerzas y saber cuándo colocar fin al proceso.  También es sustancial tener la claridad de lo logrado, sobre todo, de cara al futuro. Para saber cuál camino es erróneo y en cuál hemos tenido éxito.

La abstención electoral es un error. La votación del 14 de abril nos da una noticia contundente, el gobierno en menos de tres meses, perdió un millón de personas de apoyo. El país está en un empate técnico. Eso lo sabemos por participar en las elecciones. Podemos registrar con certeza, cómo ha crecido el descontento frente al gobierno y cómo muchos seguidores del gobierno están en la búsqueda de un camino de progreso. Este es un dato súper relevante.

Para seguir aumentando la fuerza de cambio no tiene sentido la confrontación entre el pueblo. De allí que la orientación de Capriles ha sido muy acertad. No caer en provocación no es por un asunto de inocencia, ni pacifismo barato, sino táctica y estrategia política en un momento crucial de la vida venezolana.

La violencia le interesa políticamente al gobierno para unificar a sus dirigentes. La fractura y debilidad de Maduro se muestra cuando él decide auditar 100% y al día siguiente Diosdao Cabello, su fuerza opositora, da un contra orden. Al no mantener el caudal de voto de Chávez, la dirigencia del PSUV le reclama a Maduro y lo coloca en suma debilidad para gobernar. El Presidente Cabello expresa que se debe hacer una autocrítica y toda crítica apunta como blanco obvio a Maduro.

La estrategia de Maduro, para enfrentar su situación interna, más grave que la externa, es generar un clima de golpe de estado para unificar su fuerza contra un enemigo todo poderoso. Esa es su mejor jugada. Por ello, no caer en esa trampa es vital. El peor escenario para Maduro es un reclamo sin violencia e institucional con tiempo limitado. Iniciar un gobierno con aliados en contra es tener sus días contados, no sólo por el pueblo opositor, sino por aquellos que lo auparon.

Nos vienen unas elecciones de Alcaldes, no debemos perder esa perspectiva. Debemos incrementar nuestra fuerza. Tenemos certeza que se logró en pocos días, podemos hacerlo muchísimo más,  de allí que medir el discurso, actuar prudentemente, no ofender a los seguidores del chavismo, no actuar impulsivamente y de manera simultánea, ilegitimar un CNE que se le venció su período formalmente y saber que sólo con el 75% de los votos de la Asamblea Nacional se pueden nombrar nuevas autoridades electorales es un cuello de botella para los seguidores de Maduro que no es el grupo de apoyo a Chávez.

Ese camino no lo desean los maduristas, por ello buscaran por todos los medios que se generen confrontaciones, infiltrarán marchas y buscarán incendiar el país, allí debemos actuar con la razón y saber por qué se hace lo que se hace. No podemos controlar las directric

es de los maduristas, pero si podemos controlarnos, si podemos medirnos, no dejarnos llevar por dirigentes espontáneos ni por iniciativas que no conduzcan a nada.

El voto es nuestra forma de lucha. No es fácil, pero en la práctica debemos ver que nos ha dado resultado. El voto como forma de lucha requiere inteligencia y madurez. Las acciones irracionales nos condujeron a callejones sin salida en el pasado, sería una torpeza repetir esos caminos.

Es una lucha institucional, democrática, donde la violencia le interesa al gobierno madurista, para intentar ocultar su incapacidad, frente a lo suyos, de mantener el legado de Chávez. A nosotros nos

interesa que esa fractura florezca, nos interesa que más chavistas acompañen nuestro camino. Esa vía no sólo es posible sino que el 14 de abril fue una evidencia. Administrar nuestra fuerza, administrar nuestra inteligencia, pensar en objetivos claros, como jugadores de ajedrez, nos sale a todos aquellos que deseamos un cambio para Venezuela.

Teléfonos y direcciones para realizar denuncias

SUMATE 

http://www.sumate.org

0212-750.7300

impunidadcero@sumate.org

COMANDO SIMON BOLIVAR

denuncias@comandosimonbolivar.com

RED UNIDAD

http://www.redunidad.com/principal

ELECCION CIUDADANA

http://www.eleccionciudadana.com

0212-750.1080

SMS Manda *voto junto con tu mensaje al 212  1bs+basico+iva

Twitter  #denuncia14A   #votoVE

VOTO JOVEN

http://www.votojoven.com

denuncias@votojoven

USTED ABUSO

http://www.ustedabuso.com/

@ustedabuso

 

Algo bueno esta pasando

Por Alberto Barrera, Tal Cual. 12 de abril 2013

A mi profesor Antonio Cova
Cuentan que una vez le comentaron a Antonio Cova: “profesor, más de una década de chavismo y siguen allí”. “Nosotros también”, respondió. Por más que los inquilinos del poder han intentado minimizar su contraparte, no lo logran, un actor colectivo que avanza, tiene reveses, pero se vuelve a levantar con nuevos bríos y se resiste a aceptar un modelo anacrónico. No se resigna, no se deja amilanar por la intimidación y el abuso de poder. Una nueva mayoría viene irrumpiendo en el panorama nacional.

La fuerza y el entusiasmo de la alternativa democrática nos indican que la gente está consciente de la importancia de hacerse presente, de recordar que no se puede ignorar un conglomerado cada vez más significativo, que está tocando la puerta del poder.

Si en variados terrenos el desorden establecido ha venido imponiendo sus despropósitos, violentando el espíritu y la letra de nuestra Constitución, no la ha tenido fácil. Un muro de contención ciudadano se le ha atravesado en sus intenciones, haciéndole trabajosa su tarea. La existencia y el crecimiento de un torrente social y político contrahegemónico son un obstáculo que no ha podido vencer. Al contrario, mientras más fuerzan la barra para radicalizar y extender su dominio sobre la vida cotidiana y la economía, con más resistencia se topan.

Nuestro país ha entrado en una nueva etapa cuyo desenlace es todavía incierto, aunque soplan vientos de cambio. La inviabilidad del modelo que se ha pretendido imponernos cada día es más patente en todas las aristas de la vida cotidiana, sin que la charlatanería insultante pueda esconder que las fisuras se ensanchan. Se ha ido deshilachando el tejido social en un ambiente donde la vida de los ciudadanos está en peligro. Se está sometiendo a la población a un nuevo ajuste económico severo, administrado por cuotas, sin que se vislumbre mejoría, todo lo contrario. Cuando la gente vaya a votar tendrá presente que sus ingresos se vuelven sal y agua, no alcanzan para adquirir los productos de la cesta básica, si es que se consiguen; mientras se constata la vida dispendiosa de la cúpula del poder. Los que nos llevaron a esta situación no tienen credibilidad para prometer que si ellos siguen será distinto.

Esta fuerza social y política democrática que ha servido de muro de contención frente a tantos desvaríos, lo es también para empujar un cambio de rumbo. Cada vez es más evidente que no se puede gobernar nuestro país sin convocar a todas las voluntades y reconciliarnos, respetando las diferencias, como ha insistido Capriles.
Todo lo contrario de lo que pretenden perpetuar estos herederos espurios de experimentos sociales y políticos fracasados. Cuando creían que habían doblegado a la gente, con nuevos bríos se ha levantado para mostrar que una nueva Venezuela es posible, donde quepamos todos. Algo bueno está pasando cuando esta nueva mayoría está tocando la puerta del poder. Ha estado y sigue presente, creciendo. No se le puede ignorar, por su fuerza y porque encarna el deseo de cambio que otros ya no pueden.

#YoSoyMovilizador

“Tenemos que reconciliar al país” Entrevista a Laureano Márquez

ÁNGEL RICARDO GÓMEZ , LAUREANO MÁRQUEZ , HUMORISTA |  EL UNIVERSAL

jueves 11 de abril de 2013  

“El Señor es mi pastor: nada me falta, en verdes pastos él me hace reposar. A las aguas de descanso me conduce, y reconforta mi alma. Por el camino del bueno me dirige, por amor de su nombre. Aunque pase por quebradas oscuras, no temo ningún mal, porque tú estás conmigo con tu vara y tu bastón, y al verlas voy sin miedo…”. Laureano Márquez recordaba el salmo 23 de la Biblia mientras era paseado por varias zonas de Caracas en un secuestro express. No era la película de Jonathan Jakubowicz, era la realidad que esta vez lo golpeaba en la cara. Por fortuna, los jóvenes que lo conducían no lo golpearon, más allá de la metáfora.

Alrededor de las 8:30 de la mañana de ayer Márquez tuiteó: “Hola a todos, estoy bien… Gracias por los mensajes y por el apoyo”. Uno de esos mensajes solidarios fue el de Héctor Manrique, entre los primeros en informar del suceso: “Anoche (anteayer) a la misma hora que (Nicolás) Maduro bailaba y cantaba mi amigo Laureano Márquez era secuestrado. ¡Vainas de este país!”.

Márquez narra en primera persona lo que fueron esas horas en las que el destino ya no dependía de él.

“Había vivido atracos pero que me llevaran nunca. Yo les dije quién era, creo que al final decidieron que más que otra cosa, les traería problemas y me soltaron. Lo asumí con serenidad. Hay momentos en los cuales el destino de uno no está en las manos de uno. Lo que hay que hacer cuando estás bajo amenaza es actuar conforme a lo que te indican y eso fue lo que hice. Y sobretodo, tener la certeza de que al final las cosas pueden resolverse bien. Como siempre, me encomendé a Dios, pensé mucho en el salmo 23. Yo tengo una concepción de Dios muy particular: creo que Dios no interviene en su creación, Él ha dejado a su creación libre, entonces mi esperanza era más bien que en esta gente privara el sentido humano y creo que fue lo que privó al final”.

“Me llamó la atención un comentario de ellos en el que hablaban de lo mal que cobran los profesores universitarios. Yo les dije que era profesor y mientras te ruletean ellos van hablando, y decían: ‘No puede ser que los que tienen en sus manos la formación del futuro del país cobren tan poquito’, y eso me resultó curioso. Además, entre ellos discutían de política, había uno que estaba a favor de Capriles, incluso”.

“No hay nada político detrás de esto, y quiero subrayarlo. Al César lo que es del César, lo único que me preocupa es que me quitaron el objeto más valioso en este momento, que es mi cédula de identidad, lo que más necesito. Este es un expediente más del tema de la inseguridad que estamos viviendo, que afecta a todos por igual. No hay distingo de raza, credo, condición social ni preferencias políticas”.

“No he tenido chance de hacer la denuncia en el CICPC (Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas). Supongo que se hará o que alguien lo habrá hecho por mí”.

“¿Qué queda? Queda una reflexión: a mí me parece que hay un país al que pertenecemos todos, con problemas que nos atañen a todos, y que tenemos que resolver conjuntamente. Yo creo que tenemos que reconciliar al país; tomando las palabras del chamo que me llevaba, que los profesores universitarios cobren muy bien, que haya mucha educación y cultura, que haya oportunidades de empleo para la gente, que haya una economía sana, que las cosas mejoren para todos, que la pobreza se combata con carácter de urgencia, y a partir de esto lo ratifico: no se puede construir una sociedad de espalda a la pobreza de 80% de los hermanos”.

“A partir del acto del viernes en apoyo a Henrique Capriles, lo que he sentido en la calle y en la gente de todos los estratos es que les ha gustado mucho y que les parece que fue una reflexión interesante sobre el futuro, la esperanza. Yo creo que tenía muchos elementos para pensar y analizar con humor, sobre las formas de Gobierno, sobre lo que es la democracia, sobre lo que necesitamos para Venezuela, que es fortalecer la democracia, si acaso no construirla”.

“¿Que si asumiría un cargo político en un Gobierno de Capriles? Espero que no, ya yo lo dije en ese acto y es lo que sostengo: ya yo me siento enemigo de Capriles a partir del domingo que viene”.

“Eran muy jóvenes los muchachos que me secuestraron, porque me llamaban ‘viejo’, a mí que soy un chamo. Eso se los reclamé, eso y mi cédula. ‘No me llames viejo, no soy un viejo’. Al final les dije: ‘Ojalá pudieran salir de esto, porque esto es muy duro también para ustedes’, y les di la bendición, ‘que Dios los cuide y los proteja'”.

El cuento revolotea una y otra vez en su cabeza, y aunque no lo hiciera, debe revivir la historia muchas veces, en un ciclo en el que todos quieren saber, quizás para hacer catarsis, para prevenir, para volverse más paranoicos, para compartir el miedo… Sin embargo, no es con miedo que se soluciona esta realidad. Es urgente la acción de un Estado que garantice seguridad a todos sus ciudadanos. Ayer fue Laureano Márquez, quien tiene suerte de contarlo; otros, lamentablemente, caen ante el gatillo del hampa “que se moviliza”, como suelen decirlo en las camionetas por puesto donde atracan a diario. Basta.

Búscate, Encuéntrate, Vota y Cuenta, Video de Súmate

Pdvsa: El cuentista desmemoriado

418 Rafael RamirezPor Eddie Ramírez, 09/04/2013

El Ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa informó a la Asamblea Nacional sobre las actividades del 2012 de nuestra principal empresa estatal. Más que una Memoria y Cuenta, el desmemoriado señor Rafael Ramírez presentó cuentos y no cuentas. Hoy solo nos referiremos a unos pocos aspectos.

Según el cuento, la producción de petróleo fue de 3.033.000 barriles por día (b/d). Esta cifra solo la avala el Ministerio de Petróleo y Minería, es decir el propio cuentista y solo para los venezolanos, ya que se olvidó que a la Opep le informó que la producción fue de 2.804.000 b/d, y esta organización también menciona 2.360.000b/d según fuentes independientes. Aceptando la cifra de Ramírez el cuentista, cabe recordarle a Ramírez el desmemoriado que él mismo aseveró en el 2012 que la producción para ese año sería de 3. 500.000 barriles. Haciendo un poco más de memoria, cabe recordar que Ramírez prometió que en el 2008 estaríamos produciendo 4.500.000 b/d y en el 2011 rebajó esa cifra a 4 millones b/d. El otro gran cuento es que en la Faja del Orinoco se produjeron 1.291.000b/d, es de decir que se duplicó la producción a pesar de que no hay nuevos mejoradores ni infraestructura. Esto lo hizo posible al incluir parte de la producción de Oriente que no es petróleo pesado de la Faja.

En el área de refinación el cuento es menos creíble, ya que a pesar de los numerosos accidentes, Ramírez echa el cuento de que el Centro de Paraguaná (Amuay y Cardón) tuvo una ejecución del 94,8%, El Palito de 95,88% y Puerto La Cruz de 93,08%. El desmemoriado no mencionó que entre enero y noviembre Pdvsa importó un promedio mensual de 879.636 barriles de gasolina y 124.545 barriles de componentes para mezclas.

Con respecto al gas, el cuentista nos había prometido para el 2008 una producción de 10.300 millones de pies cúbicos por día, pero la misma tiene años estancada en 7.000 millones. En relación a la conversión de vehículos a gas, al desmemoriado se le olvidó que ofreció acondicionar 500.000 vehículos entre el 2006 y el 2009, pero ahora nos informa que al cierre del 2012 solo hay 194.363 vehículos acondicionados.

En cuanto a recursos humanos en el cuento del 2012 se menciona una fuerza laboral de 104.098 trabajadores, lo que llama la atención porque en el cuento del 2011 había reportado 115.422 trabajadores. ¿Cómo es posible que haya bajado la nómina si en otras secciones se mencionan aumentos significativos, como por ejemplo en Pdvsa Servicios Petroleros que pasó de 6.955 trabajadores en el 2011 a 11.575 en el 2012? El cuento incluye la estrategia de “Desarrollar conciencia revolucionaria”. Aunque usted no lo crea.

Como en botica: A votar que Capriles va a ganar; 11 de abril:¡Prohibido olvidar! Responsables y ejecutores oficialistas de la masacre están en libertad y varios inocentes continúan prisioneros; Desde que se creó la OPEP en 1960 los países fundadores han elevado notablemente su producción de petróleo. Venezuela es la excepción ya que produce menos y, aceptando las cifras oficiales, extrae solo una cantidad igual a la de hace 52 años; ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com

Eddie Ramírez es miembro de Gente del Petróleo

Carta de Andrés Pastrana a Tibisay Lucena

414 Andres PastranaBogotá 8 de abril 2013

Doctora

TIBISAY LUCENA RAMIREZ

Presidenta

Consejo Nacional Electoral

Caracas

Estimada Señora Presidenta:

Su muy amable invitación para acompañar a nombre del Consejo Nacional Electoral las elecciones presidenciales venezolanas es para mí motivo de agradecimiento y profunda reflexión sobre un proceso político cuyo desarrollo ha sido ampliamente controvertido.

La votación del próximo catorce de abril marca una nueva etapa para el pueblo de Venezuela, que asistirá a las urnas en un proceso signado por el antecedente histórico de una balanza de garantías inclinada permanentemente a favor de quienes hoy detentan el poder. La composición del Consejo Electoral es reflejo de esta realidad.

Teniendo en cuenta mi respeto por la soberanía y el ordenamiento legal de la República Bolivariana de Venezuela y el hecho de que mis funciones serían de acompañamiento a un proceso que por convicción democrática no puedo avalar, debo declinar agradecido la honrosa invitación del Consejo Nacional Electoral.

Sin otro particular, me suscribo del Honorable Consejo.

Atentamente,

Andrés Pastrana

Expresidente de la República de Colombia

Ver la carta original:

https://docs.google.com/file/d/0ByZRpF8Xt4uqSmNIRUxYT0lodW8/edit

El elector ejemplar

Por Tulio Hernandez

El Nacional, 7 de abril 2013

De un parte está el despliegue del ventajismo electoral con el que el PSUV, utilizando impunemente todo el aparato de Estado, ha convertido los actos electorales venezolanos en una confrontación marcada por el más grotesco y militarmente bananero abuso de poder. De la otra, los cantadores de fraude, ese grupo minoritario de opositores que con muchos recursos mediáticos concentran su trabajo político en intentar demostrar que el camino electoral que muchos hemos elegido para salir del proyecto autoritario chavista no es otra cosa que una ingenua e inocua pérdida de tiempo.

En el medio, el liderazgo político de la Mesa de la Unidad Democrática y los millones –los casi 7 millones de venezolanos, según los resultados de las elecciones de octubre de 2012– que de manera persistente y disciplinada soportan la condición malandra de los primeros y el chantaje de los segundos y, cada vez que se les convoca, salen con humildad ignaciana a hacer sus colas para ejercer el derecho al voto intentando sacar de juego por vía democrática al proyecto militarista.

El despliegue ventajista de los rojos es cada vez más impúdico. Desde aquel día de diciembre de 2012 cuando el Presidente ya muerto, ahora convertido en pajarito, a plena consciencia de que sus trinos se apagaban, decidió poner, frente a la televisión encadenada, el huevecito que albergaba al polluelo designado como su sucesor, el Tribunal Supremo de Justicia y las damas del Consejo Nacional Electoral entraron en la ilegalidad total.

Los cantadores de fraude, por su parte, han seguido en su labor. De manera a veces directa, a veces metafórica, acusan al candidato Henrique Capriles, la MUD y el rector Díaz, la única voz autónoma en la directiva de la institución electoral, de colaboracionistas carentes de testículos u ovarios suficientes para enfrentar los obvios desafueros oficiales. Pero no explican, en un país donde la élite de gobierno decidió convertir la ley en papel toilette, qué se debe hacer –aparte de irse a la guerrilla– para lograr restablecer el juego democrático.

Es entonces, al entender la magnitud de estas dos presiones que hemos vivido, cuando empiezo a valorar en su verdadera dimensión el esfuerzo y la convicción de este multitudinario grupo de venezolanos que antes de rendirse ante la omnipotencia de la ilegalidad roja, desesperarse y salir a poner bombas, tomarse la justicia por sus manos o insistir en los caminos verdes del Carmonazo que atornillaron al líder muerto en el poder, han decidido salir una y otra vez, con resignación mayor y dedicación sublime, con sosiego y parsimonia, a insistir en el camino electoral en un escenario político que desde el comienzo ha sido absolutamente adverso.

Es esa, a mi juicio, la resistencia mayor, la fuerza y la reserva de la cultura democrática venezolana que el chavismo no ha logrado vencer. Cuando miro hacia atrás y reviso con cierto agotamiento el número de elecciones ventajistas en las que hemos participado en estos catorce años, me gusta –creo que incluso me genera cierto orgullo colectivo– sentir que formo parte de ese grupo, año a año cada vez más grande, de venezolanos no oficialistas que disciplinadamente sigue participando, aun a sabiendas de las injustas condiciones en las que jugamos, de cuanto acto electoral se convoca.

Ha sido un largo aprendizaje comprender en dónde estábamos parados. Primero, porque a muchos sectores opositores les costó años reconocer tanto las magnitudes de la desilusión y el resentimiento que acumularon los sectores con menos recursos económicos frente a la democracia bipartidista como el tamaño y la fuerza del liderazgo que, como respuesta telúrica, encarnaba el líder fallecido.

Lo cierto es que no había salida rápida. Que estamos en un proceso de reconstrucción. El chavismo como fuerza política se erigió sobre la casi plena desaparición del sistema tradicional de partidos, sindicatos y gremios sobre el que se había edificado la democracia venezolana. Ahora se está tejiendo uno nuevo que retoma las banderas originales para ajustarse a los nuevos tiempos.

Como si todos los demócratas venezolanos fuéramos una caribeña mezcla de Gandhi, Mandela y Luther King, volveremos a hacer cola para ir a votar el domingo 14. Los espacios políticos no se entregan. Sin el Gran Prestidigitador en escena, la política vuelve a ser un ejercicio más parecido a la perseverancia que a la taumaturgia. 7 millones de personas no son una minoría. La vida te da sorpresas.

http://www.el-nacional.com/opinion/elector-ejemplar_0_167383376.html