Archivos del mes: 30 junio 2012

Si no es chavista, no es venezolano

Por Toto Aguerrevere, 26/06/2012
Hoy me he pasado la mañana mirando mi cédula de identidad. No la he visto con detenimiento desde que me la saqué por primera vez a los nueve años. Ese acto marcó mi vida pues no solo me dio un número de identificación, también me obligó a meterme una cartera en el bolsillo trasero de mi pantalón. La ciudadanía hace eso, te regala identidad y una nalga más acolchada que la otra.
Miro el papel plastificado y solo pienso en una cosa: Dios qué sexy es mi huella dactilar. Veo mi foto y confirmo que no es casualidad que el “SOLTERO” vaya en mayúsculas. Compruebo mis nombres, mi fecha de nacimiento y opino que mi firma es más de autógrafo que la del director del SAIME. Sí, todo está normal, hasta la identificación del país al cual pertenezco y más abajo la nacionalidad que ostento. “VENEZOLANO”, dice, así en letras negritas como para que no se me olvide jamás.
Volteo la cédula para ver si por ahí está lo que busco pero no encuentro nada (mentira, hay una calcomanía de Badtz-Maru que me pegó mi sobrina y me parece lo máximo). La pongo a contraluz para ver si hay una marca de agua, un holograma o algún mensaje oculto que excitaría a John Nash. Pero nada sale. En mi cedula de identidad no dice que yo soy chavista.
En el aniversario de la Batalla de Carabobo, el Presidente de mi país dijo: “si no es chavista, no es venezolano”. Una frase que no la inventó él aunque manda a gente como yo a sacar su cédula. Hace dos mil años Jesús patentó el cartelón que dice: “el que no está conmigo, está en mi contra”. Luego inventaron el micrófono y Lenin lo aprovechó para gritar: “cada hombre debe elegir si está de nuestro lado o en el otro lado”. Y en una galaxia muy, muy lejos de aquí, Darth Vader se lanzó entre alientos: “si no estás conmigo, entonces sois mi enemigo”. En conclusión, el Presidente es medio copioneto pero se le perdona porque La Guerra de las Galaxias tiene una cita pa’ todo.
Esa frase me inquieta. Si mi cédula dice que soy venezolano pero el Presidente dice que no lo soy porque no creo en el chavismo, ¿quién tiene la razón? Me voy a la Constitución para que me aclare la pregunta pero entre la maraña de “serán venezolanos y venezolanas los y las nacidos y nacidas dentro y dentra del territorio y territoria”, ¿quién entiende si ahí dice que hay que ser chavista y chavisto también?
Decido darle el beneficio de la duda al Presidente por un momento. Está bien, como no soy chavista no soy venezolano. Pero si eso es así, creo que me tiene que aclarar algo que no entiendo: ¿de dónde soy entonces? Yo tengo un acta de nacimiento, una cédula de identidad, una licencia de conducir y un pasaporte que dicen “Venezuela” por todas partes. Pero si eso no queda en la misma Venezuela que se profesa chavista, entonces yo estoy perdido.
El problema con una frase como esa es que no da una dirección. No es como cuando la gente te dice: “No mi rey, usted está en el piso 8. Tiene que subir al piso 9 pero suba al 10 y baje porque el ascensor está malo”. Ahí yo sé como es la guarandinga. Pero si el Presidente no se lanza una de P. Sherman, Calle Wallaby 42, Sydney, si aquí no hay una Oficina del Ministerio del Poder Popular para la Gente Desubicada, entonces yo tengo que asumir que soy venezolano y quepo en este país a pesar de no ser chavista.
Espero que las palabras dichas por el Presidente se las lleve el viento. No solo porque nadie me puede decir cómo debo pensar, sino porque en verdad no tengo a donde ir. Mi familia llegó a Venezuela cuando los Aeroexpreso Ejecutivos se manejaban a lo Picapiedra. Me entiendo con la gente que dice “buenas” y me encanta vivir en un sitio donde solo uso suéter cuando Pacheco me sigue en Twitter. No tengo problemas con una Constitución Nacional que valora el pluralismo político y la democracia por igual. Si yo creo en todo eso, Presidente, ¿cuál es su problema con que yo me niegue a usar su apellido?
No quiero ser chavista, ni tampoco caprilista o norkisbatista. Yo solo quiero ser lo que dice mi cédula: “venezolano”. Y odiaría pensar que un día me digan que si no acepto las condiciones de un partido me tenga que largar de Venezuela. Me moriría tener que entregar mi cédula de identidad en una puerta de embarque y decir afuera que vengo de la Nada solo porque un Presidente decidió que yo no tengo nacionalidad. Lo que quiero es contar con un mandatario que diga “tú eres tan venezolano como yo”. Porque eso es lo que hacen los líderes modernos, incluyen por sobre todas las cosas a todo aquel que llame a una nación su país. Sin importar cómo piense.

La penetración del mensaje de Capriles

Por Vladimiro Mujica, 29/06/2012
La hegemonía comunicacional del chavismo obliga a tomar medidas extraordinarias
Hay que garantizar que el mensaje de Henrique Capriles Radonski llegue a la gente en forma eficaz
Una reciente encuesta atribuida a Datanálisis ha despertado una alegría pueril en algunos medios de comunicación que ejercen el importante rol de construir la realidad que debe ser consumida por las masas chavistas. Por ejemplo, el Periodiquito y Ciudad Caracas reseñan con grandes titulares que según el estudio de Datanálisis el 82,4% de los venezolanos no ha visto al “candidato de la derecha” en sus comunidades.
No es posible ignorar la inefable ironía de que los periódicos chavistas pasan por alto el que la existencia misma de los medios de comunicación tiene que ver con la evolución de la forma de transmitir información en las sociedades humanas. Existen vías distintas a “ver al candidato” para que el mensaje se propague. Los medios de comunicación actúan como altavoces y ventanas de realidades que la gente no “ve” pero de las cuales está informada. Así que el sonso argumento de que la gente no ha visto a Capriles termina por ser un insulto a la inteligencia de los lectores de los medios chavistas.
El argumento supone que a quienes leen estas cosas ni siquiera les pasa por la cabeza que es materialmente imposible que un individuo entre en contacto directo y personal con millones de personas en una campaña casa por casa de tan solo algunos meses.
Pero más allá de la burda manipulación de quienes se autoproclaman defensores del pueblo y al mismo tiempo se burlan de este con argumentos intelectualmente indefendibles, está el hecho de que la pregunta sobre la penetración del mensaje del candidato de la unidad democrática es real e importante. La heroica e impresionante campaña casa por casa y de recorrido por el país que está realizando Capriles ha sorprendido a amigos y adversarios por la constancia e intensidad de la misma. Pero es un hecho indiscutible que el chavismo ha avanzado, a veces de modo soterrado otras de manera brutal, en establecer lo que en algún momento el ministro Andrés Izarra llamó la hegemonía comunicacional.
El mapa de los medios de comunicación se ha ido tiñendo de rojo y en verdad la lista de medios comprometidos con la causa democrática se ha ido restringiendo hasta incluir solamente a Globovisión, algunos medios impresos nacionales como El Universal, El Nacional y Tal Cual , y a un puñado de periódicos y emisoras de radio regionales. El resto de los medios televisivos y buena parte de los medios radiales de alcance nacional o han ido suavizando su posición frente al gobierno, o han sido expropiados, o comprados, o neutralizados o han decidido ejercer una suerte de autocensura para evitar correr el mismo destino de RCTV.
Del otro lado la red roja integrada por VTV, Telesur y decenas de emisoras y medios regionales y comunales se ha ido haciendo más invasiva y poderosa. Un aspecto emblemático de la hegemonía comunicacional del régimen es que las recurrentes demostraciones de protesta contra el gobierno que se desarrollan en muchas partes de Venezuela simplemente no existen en los medios chavistas. En ellos se desarrolla una cantinela de verdades a medias o de abierta manipulación de los hechos que contribuye a crear la fantasía de la conspiración de una supuesta derecha aliada con el imperio y responsable por todos los males del país.
Independientemente de las razones, es un hecho que el mensaje opositor democrático está marchando a contracorriente en una situación de desventaja frente a la hegemonía comunicacional impuesta por el chavismo. Ello obliga a plantearse nuevamente un tema que ha surgido de manera recurrente en el análisis de la campaña opositora: Enfrentados a un adversario sin escrúpulos y dispuesto a cualquier cosa por mantenerse en el poder es indispensable amarrar la campaña a la protesta social.
El objetivo es llegar a las elecciones en un ambiente de efervescencia social que identifique el cambio de gobierno con la motivación del descontento de los venezolanos. En el camino se producirán muchos acercamientos con sectores descontentos del chavismo que ven con mucho recelo que los sectores más corruptos se vayan a hacer con el legado de Chávez y la revolución.
Enfrentados al cerco comunicacional impuesto por el gobierno y sus aliados, a la oposición democrática le queda abierta la opción de la participación constante en la protesta social en todos los espacios donde esta se produzca. Ello generaría un tipo de presencia que terminaría por imponerse al blackout oficialista y que tendría el beneficio añadido de que en la misma podría participar colectivamente el liderazgo de la oposición y no solamente el candidato. Esta es una campaña presidencial excepcional que requiere de conductas y medidas extraordinarias.
El valor fundamental de la candidatura de Capriles es la unidad y ella debe expresarse no solo en las declaraciones públicas sino también en el ejercicio del liderazgo de la protesta social. Cosas que al candidato no le están permitidas en razón de su responsabilidad al frente de la campaña son perfectamente posibles para los diputados a la AN o para los líderes regionales y nacionales de la oposición. El tema de la penetración del mensaje de Capriles y la orientación de la campaña nos concierne a todos. La conducta de ver y no decir, o de ver y no actuar es sencillamente suicida.
Vladimiro Mujica es miembro de Compromiso Ciudadano

Periodismo en tiempos revueltos

Por Angélica Alvaray, 28 Junio, 2012
A los periodistas en su día
Sostiene Pereira que no es casualidad que yo haya terminado de releer ese libro de Tabucchi que relata su historia justo el día del periodista, o del comunicador social como se le llama ahora, para abarcar todos los medios en los que está involucrada la profesión hoy en día.
Me cuenta Pereira que, cuando él ejercía el periodismo, una nube gris de violencia y represión se cernía sobre Lisboa y sobre todo Portugal.
Cada evento que reseñaba en su columna de sucesos era más triste, más inverosímil, más violento que el otro. El gobierno de Salazar comenzó una censura férrea que lo obligó a esconderse detrás de la página cultural del periódico donde escribía, o mejor dicho, el director de su periódico, aliado del régimen, lo convenció para que se cambiara de sección, borrara su firma de los artículos y así no meterse en problemas con el gobierno.
No era que él hubiese firmado una lista rara en contra del presidente, no, ni tampoco había hecho huelgas, ni marchado por la libertad de expresión o porque las cosas se hicieran con cordura, sin gastos desmesurados, en beneficio de todos los portugueses y no solo de los que estaban a favor del régimen. Tampoco había hecho declaraciones incómodas, ni había entrevistado a personalidades que tenían posiciones críticas, ni había reseñado la situación de las cárceles, o del metro, o de las empresas básicas. Pero era más cómodo pensar que el dictador hacía todo por el bien del país, que las cosas tenían un orden y así debían ser, que el problema era que él, Pereira, ya estaba viejo y los tiempos habían cambiado.
Hasta que la vida tocó su puerta y lo hizo despertar, moverse, repudiar lo que estaba sucediendo. Conoció a un joven de esos que creen en un futuro diferente, que lo sacó de la pasividad del periodismo de oficina y lo obligó a volver a ejercer de cronista, a tomar posición frente a la corrupción, a los desmanes del gobierno, la violencia en las calles, los secuestros, los presos políticos, los cortes de luz, la falta de alimentos.
Pereira retomó su profesión con dignidad, con la fuerza de quien está en lo cierto. Se sentó frente a la máquina de escribir y denunció a los funcionarios con nombre y apellido, no pudo quedarse indiferente. Pero Pereira tuvo que irse del país. No quiso engrosar la lista de desaparecidos o de presos políticos. Eso sí. Lo hizo con la frente en alto, como el que sabe que solo así se puede luchar contra una dictadura: con valentía, con inteligencia y sobre todo, escribiendo con las razones del corazón.
27 de junio de 2012, Día del Periodista
Angélica Alvaray es miembro de Compromiso Ciudadano

El juicio político al Paraguay

Apertura Opina, 28/06/2012

Transcribimos el artículo 225 de la Constitución de la República del Paraguay:

Sección VI – Del Juicio Político
Artículo 225 – DEL PROCEDIMIENTO
El Presidente de la República, el Vicepresidente, los ministros del Poder Ejecutivo, los ministros de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General del Estado, el Defensor del Pueblo, el Contralor General de la República, el Subcontralor y los integrantes del Tribunal Superior de Justicia Electoral, sólo podrán ser sometidos a juicio político por mal desempeño de sus funciones, por delitos cometidos en el ejercicio de sus cargos o por delitos comunes.

La acusación será formulada por la Cámara de Diputados, por mayoría de dos tercios. Corresponderá a la Cámara de Senadores, por mayoría absoluta de dos tercios, juzgar en juicio público a los acusados por la Cámara de Diputados y, en caso, declararlos culpables, al sólo efecto de separarlos de sus cargos, En los casos de supuesta comisión de delitos, se pasarán los antecedentes a la justicia ordinaria.
http://pdba.georgetown.edu/Constitutions/Paraguay/para1992.html

El viernes pasado quedamos sorprendidos por el juicio político que el Senado Paraguayo le realizo al Ex Presidente Fernando Lugo, que conllevo a su destitución, a primeras luces no pareció un procedimiento adecuado por su premura, por haber sido electo en elecciones libres por el pueblo paraguayo y porque en el resto de América no estamos acostumbrados a estos procedimientos. Inmediatamente la propaganda oficial y las reacciones de algunos países latinoamericanos calificaron el procedimiento de “Golpe de Estado” Pero una vez que investigamos y leímos varios artículos de opinión, comenzamos a cambiar de opinión.
Importante es conocer que la acusación fue formulada por la Cámara de Diputados, cada uno de ellos electos en votaciones libres, con una votación a favor de 76 a 1 y luego la acusación fue aprobada por el Senado con una votación de 39 a 4, también cada Senador electo, es decir abrumadora mayoría en ambos casos, no entramos a evaluar el contenido de la acusación y los cargos que pesan sobre la cabeza del Fernando Lugo, pues se trata de un Juicio Político.
Tampoco vamos a evaluar ni a emitir juicios de valor sobre si nos parece legal o legítimo el procedimiento, de eso se encargarán los jurista especializados en todo el Continente.
El hecho es que el Juicio Político está contemplado en la Constitución vigente desde el año 1992 en el Paraguay y le concede al Senado Paraguayo la potestad de destituir al Presidente en las condiciones establecidas en el artículo 225 de la Constitución.
En un Juicio Político el tiempo que se tarden argumentando y contra argumentando no tiene la menor importancia, lo que importa es el tamaño de las fuerzas en juego y evidentemente Lugo había perdido los apoyos.
Muy seguramente, como representantes elegidos, los Diputados y Senadores reflejan una opinión de la sociedad paraguaya, en consecuencia no vemos Golpe de Estado por ningún lado.
Mas sorprendidos quedamos cuando el Ex Presidente Fernando Lugo acepto la resolución del Senado y como un corderito se separó del cargo, legitimando la decisión. En consecuencia lo que aquí debemos evaluar es si los países son soberanos o no, y si debemos respetar las decisiones soberanas que pudiesen tomar siempre y cuando estén contempladas en su Constitución.
El otro aspecto sobre el que hay que reflexionar es si es conveniente el uso de mayorías circunstanciales para buscar soluciones rápidas y que, como ocurrió en el pasado reciente en Venezuela, conduzca a mayores problemas.
Sobre el particular podemos decir por ejemplo en el caso de Honduras, que no estamos de acuerdo con los artículos inamovibles que no permiten una Reforma Constitucional, en el caso de Cuba podemos afirmar que no la compartimos pues limita de manera total los derechos políticos de sus ciudadanos, lo que implica la inamovilidad del régimen comunista, en el caso de Venezuela no estamos de acuerdo con la elección indefinida de los cargos de elección popular, a pesar de haber sido aprobada por enmienda y votación popular, solo por nombrar algunos casos que conocemos, pero en todos ellos, la Constitución de cualquier país debe ser respetada, basado en la legítima soberanía de cada país y en el principio de “No Intervención en los Asuntos Internos” que puede ser muy discutible, pero que está allí.
El Viernes 29 de junio en Argentina se celebrarán dos plenarias muy importantes, por un lado la reunión del Mercosur y por el otro la de UNASUR, en ambos casos el tema central es Paraguay, en el caso de la OEA ya hubo un debate muy acalorado el pasado martes en el Comité Permanente y no pudo llegar a ninguna resolución por las posiciones encontradas.
El Paraguay será sometido a un juicio político y pudiesen llegar a salir sanciones económicas y políticas que conlleven al aislamiento de los hermanos paraguayos, debemos estar muy pendientes de las decisiones que se tomen allí, pues el futuro de las democracias americanas se juega en ambas reuniones.

Súmate solicita apertura de Centro de Votación en Miami

Plantean cuatro argumentos jurídicos en beneficio de electores de Florida

(Caracas, 26 de junio 2012 – Nota de Prensa Súmate 411) – Súmate plantea al Consejo Nacional Electoral la necesidad de abrir un centro de votación en la ciudad de Miami, a pesar del cierre de su consulado, en solicitud formalmente recibida por el organismo electoral este lunes 25 de junio.
Plantea a los rectores del CNE que la sola autorización al Consulado de New Orleans del envío de un representante al centro electoral que se abra en el estado de Florida, facilitaría y garantizaría el derecho constitucional al voto de nuestros con-nacionales residenciados en esa entidad, en consonancia con lo dispuesto en el artículo 63 de la Constitución de la República, el artículo 124 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales y el artículo 14 del Reglamento Nro. 1  de esta ley.
Esta organización ciudadana considera que la decisión del Directorio del CNE tomada el pasado 8 de junio de 2012, en la que reubica a los venezolanos residenciados en Florida en el Consulado de New Orleans con el fin de que puedan ejercer su derecho al voto en las Presidenciales del 7-0, es contraria a los pilares fundamentales de nuestro ordenamiento jurídico y de la conformación del verdadero Estado Democrático Social de Derecho y de Justicia que establecen que la Administración debe estar al servicio del pueblo, debe acercar el proceso al elector, debe seguir la tradición electoral y debe garantizar el derecho al sufragio:
  1. La Administración debe estar al servicio de los administrados. Al pretender obligar a todos los electores residenciados en el estado de Florida a trasladarse a New Orleans para ejercer su derecho al voto en las Presidenciales del 7-O, el CNE está tomando una decisión que le resulta cómoda a la Administración Pública pero que es engorrosa y costosa para los administrados, con lo cual no está cumpliendo con lo dispuesto en el artículo 141 de nuestra Carta Magna y la exposición de motivo del Decreto N° 6.265, con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica de Simplificación de Trámites Administrativos. 

  2. El derecho al sufragio, garantizado en el artículo 63 de nuestra Constitución. Con esta decisión de reubicar a los venezolanos residenciados en el estado de Florida en el Consulado de New Orleans, el CNE está obstaculizando su ejercicio al derecho al voto.

  3. Tradición electoral. Con esta decisión el CNE desconoce su actuación en los recientes procesos electorales, cuando ha autorizado realizar votaciones fuera de los consulados. Esto ha ocurrido dentro del mismo estado de Florida: en el Referendo Revocatorio en 2004, cuyo centro electoral abrió en el Coconut Grove Convention Center, luego en las Elecciones Presidenciales de 2006, el centro electoral abrió en el Orange Bowl, y en el Referendo Aprobatorio de 2009, el centro electoral fue dispuesto en el Miami Dade College.

  4. La no aplicabilidad del principio de territorialidad en el ejercicio del sufragio. El CNE pretende justificar la violación del derecho a sufragar de los venezolanos residenciados en el estado de Florida en el principio erróneamente aplicado de extra-territorialidad, cuando el mismo hace referencia a la inmunidad que adquieren las cosas o personas que se encuentran en el Estado receptor. Por lo cual no existe motivo alguno para obligar a trasladarse a los venezolanos residenciados en el estado de Florida a otro estado de los Estados Unidos de América, con el fin de que puedan ejercer su derecho al voto, pues el cierre de la sede diplomática en Miami no es un argumento válido y resulta totalmente incoherente a la luz de tratados internacionales. Súmate sustenta este argumento en el Tratado de Viena.
Súmate explica que no existe impedimento alguno que limite la apertura de centros de votación fuera de los consulados y embajadas, y por ello insta al Consejo Nacional Electoral a la autorización de la votación en algún lugar para ese propósito en la ciudad de Miami.
Fuente:

Transformar la Ciudad responsabilidad de todos

La juventud también existe

Por Lisette González, 26/06/2012
El miércoles pasado estaba yo en el tráfico, como todas las tardes, cuando empezó una nueva cadena de radio y televisión. En esta oportunidad, el Presidente Chávez se dirigía a la Nación para anunciar el lanzamiento de la Gran Misión a toda vida Venezuela. No soy asidua seguidora de los anuncios presidenciales, pero cuando estoy en el carro no me queda otro remedio. Así que escuché que se hizo un diagnóstico (muy científico, con seriedad) y que hay un plan que tiene seis vértices. Además de las medidas usuales como el fortalecimiento del sistema de seguridad ciudadana o la reforma del sistema penitenciario, hay dos novedades en la creación del sistema nacional de protección a las víctimas y, más importante aún, el énfasis en los programas de prevención que son el primer vértice de la misión. El Universal en su portal publica una presentación con todos los aspectos del programa presentados en la cadena aquí.
No quiero extenderme en lo que ya han comentado líderes políticos y de opinión: una misión más, un plan más a lo largo de 13 años de gobierno en los que el tema de la inseguridad y la violencia no han sido prioridad. Hay razones, por tanto, para tener pocas esperanzas sobre la efectividad de las medidas por muy científicas y muy bien presentadas que estén sus premisas. Me interesa mirar lo que se propone como plan de prevención en el contextos más amplio de las políticas sociales que ha llevado el actual gobierno.
Desde la campaña presidencial del 98 el énfasis del discurso oficialista ha estado en la reivindicación de los derechos, demandas y participación popular. Esta orientación se plasma en la Constitución del 99 que explicita una larga lista de derechos sociales y da gran importancia a los mecanismos de participación popular. Sin embargo, al observar lo que ha sido la actuación del estado en el área social encontramos que no hay mayores reformas en los sistemas de salud y educación públicos (salvo las Escuelas Bolivarianas, de cuya cobertura no tengo datos), hasta la aparición de las misiones.
Este conjunto de programas surge a fines del 2003 con propósitos claramente electorales: se lanza una serie de iniciativas dirigidas a la población más vulnerable, acompañadas de ofertas de subsidios directos en dinero, pocos meses antes del referéndum revocatorio previsto para agosto del 2004. Pero este carácter puede intuirse no sólo por la fecha de inicio o el componente monetario, también por el tipo de población a la que se pensaba atender.
Las misiones, sobre todo las educativas como Misión Robinson, Ribas y, en menor medida, Sucre, están pensadas para atender la exclusión resultante de los pasados déficits de cobertura de las redes tradicionales: es decir, se brinda oportunidades de estudio para quienes no tuvieron acceso en el sistema escolar. Son programas para atender a adultos, que no tienen incidencia en las causas estructurales que generan esa exclusión. Lo mismo se puede decir de la Misión Barrio Adentro, se construye una red paralela de atención en comunidades vulnerables, sin modificar los problemas de fondo en la red de hospitales y ambulatorios.
Los jóvenes no eran prioridad en ninguna de estas acciones, aún cuando las investigaciones realizadas desde los años noventa muestran el persistente problema de la deserción escolar y las consecuentes dificultades para la inserción de esta población en el mercado de trabajo. Pero los jóvenes son en buena medida menores de edad y no votan, así que no tiene mayor sentido invertir en ellos, si el propósito de la estrategia es electoral.
Por eso me llamó muchísimo la atención el primer vértice de la nueva misión: Misión Ribas joven, programas de capacitación y empleo como los que existían en los 90 y fueron desmantelados, inversión en infraestructura deportiva, ampliación de las orquestas juveniles… Un gran número de programas para la inclusión de los jóvenes que, sin duda, es nuestro principal reto. Me pregunto, ¿qué cambió? ¿Será que trabajar con jóvenes ahora si da votos?
Fuente:

EL "QUINTO ELEMENTO" DEL PLAN CAPRILES CONTRA LA INSEGURIDAD: ¡EL RESCATE DE LOS BARRIOS!

Una propuesta desde los sectores populares al Programa del Cambio!!!
Por Radar de Los Barrios, 24/06/2012
El Plan de Seguridad de Henrique Capriles enfrenta la inseguridad en cuatro dimensiones muy importantes: prevención, depuración policial, justicia penal y reforma penitenciaria. Dirigentes comunitarios de base han construido una propuesta que pudiera convertirse en el componente número cinco de este programa: El rescate de esas 170 mil hectáreas de barrios que son hoy guarida, aliviadero y teatro de operaciones de las 18 mil bandas delictivas que existen en Venezuela
Numerosos sectores tienden a desestimar el anuncio de la llamada “Gran Misión A Toda Vida Venezuela” porque el mismo se produce en plena campaña electoral. Para nosotros, sin embargo, tal anuncio si tiene relevancia: El que -después de 14 años y 150 mil venezolanos asesinados por el hampa- el gobierno haya por fin reconocido no sólo la existencia sino la inmensa gravedad del problema de la inseguridad en Venezuela será en el futuro inmediato un argumento moral y político fundamental para que el nuevo gobierno a ser electo el 7 de Octubre exija a quienes apenas en meses serán oposición una patriótica colaboración en la tarea de todos de vencer la inseguridad que dejarán como herencia.
SUPERAR EL LEGADO DE MUERTE ES POSIBLE
Para combatir ese nefasto legado de las torpezas y corruptelas del pasado y del presente, el candidato Henrique Capriles ha propuesto un programa interesante, porque supera las generalidades necias como aquello de “plomo al hampa” y plantea un abordaje del drama de la inseguridad en cuatro áreas fundamentales: La necesaria prevención, que tiene en la educación y el empleo sus principales pilares; la transformación de las fuerzas policiales, convertidas hoy en parte muy agresiva del problema; poner orden en la justicia penal, cuya lentitud y corrupción es un factor clave de la impunidad, y la reforma penitenciaria, para evitar que las cárceles venezolanas sigan siendo “centros de comando del crimen” y “universidades del delito”, mantenidas por el Estado pero dirigidas por el hampa, como ocurre hoy bajo las narices de El Assaimi y Varela.
A esos cuatro elementos del programa del cambio democrático en materia de seguridad ciudadana, una importante cantidad de dirigentes comunitarios de base (opositores unos, pro-oficialistas otros, independientes la mayoría) proponen incorporar un quinto elemento: Una “visión epidemiológica” de la lucha contra el crimen, planteamiento que -como ya se probó en Medellín, entre otras ciudades latinoamericanas- permitiría rescatar los barrios de las garras del hampa. Porque podemos estar claros en algo: La inseguridad es un mal que ciertamente nos afecta a todos, pero no nos afecta a todos de la misma manera ni con la misma intensidad. Los barrios y las urbanizaciones populares, espacios en los que residen 70% de las familias venezolanas, constituyen la guarida, el aliviadero, la “concha” y el teatro de operaciones preferente de las 18 mil bandas delictivas que según estimaciones de los técnicos de la Mesa de la Unidad Democrática existen en el país. Hacer abstracción de un dato tan relevante como este no ayuda a definir una política pública eficiente en materia de seguridad. 
EL CRIMEN ES UNA EPIDEMIA: ¡ENFRENTÉMOSLO ASÍ!
La inseguridad es una enfermedad del cuerpo social, y el crimen desbordado no es otra cosa que esa enfermedad convertida en epidemia. El enfoque epidemiológico llevado al combate de la inseguridad implica, en primer lugar, establecer en que lugares está “la enfermedad”, luego ubicar “los focos” dónde ésta se genera, posteriormente plantea detectar y destruir al “vector” que la transmite y por último supone destruir el hábitat en que el vector prospera, como medida básica de profilaxia y prevención. Adoptando el enfoque epidemiológico, la primera tarea es ubicar en qué espacio esta lo que hay que enfrentar. Y TODOS los estudios de victimización indican que ocho de cada diez víctimas del hampa caen en los barrios.
En consecuencia, una “política de seguridad” que en vez de buscar “buena prensa” o “sacar votos” procure salvar vidas tendrá que tener a los barrios como escenario preferente de sus esfuerzos. Una vez ubicados los barrios como el espacio preferente para el combate contra el hampa, ¿Qué hacer allí? Cuando la policía va a los barrios generalmente lanza redadas indiscriminadas. Paradas de autobuses, camionetas y rústicos se ven asediadas por funcionarios exigiendo documentos de identidad y sometiendo a pasajeros y transeúntes a requisas muchas veces humillantes. Ciudadanos del barrio son tratados como criminales mientras los auténticos delincuentes disfrutan del espectáculo desde la seguridad de sus guaridas. Las pocas veces que la fuerza pública se aproxima a los escondites de los criminales lo hacen con las luces de las “cocteleras” encendidas y las sirenas a todo volumen, como diciendo “aquí vamos, escóndanse o váyanse, no los queremos encontrar…”.

UBICAR LA ZONA, DETECTAR FOCOS, DESTRUIR AL VECTOR…

El enfoque epidemiológico sugiere que una vez ubicado el terreno del combate a la enfermedad hay que detectar sus focos. Si la epidemia es el delito y el terreno son los barrios, los focos del crimen en los barrios son conocidos: los lugares en que se vende piedra, crack, “perico” y hasta heroína; las casas, ranchos y hasta “cambuches” donde son ocultadas las víctimas de secuestros; las “conchas” en que los hampones guardan y reparten el botín de robos y arrebatones; los lugares para “enfriar” vehículos robados, los “deshuesaderos” para tales vehículos cuando son destinados a la venta de repuestos e incluso los lugares para la quema de aquellos que son utilizados para cometer otros crímenes, a fin de que el fuego borre huellas y demás evidencias, todos esos focos de la actividad criminal son secretos a voces en el barrio, por lo que ubicarlos no debería ser un problema mayor si las autoridades pusieran más énfasis en labores de inteligencia que en la organización de ruedas de prensa.
“Vector” es como los especialistas en epidemias llaman al insecto o animal que aloja al parásito, virus o bacteria que causa una enfermedad, y que por lo tanto es portador y transmisor de la misma. El “vector” del Mal del Chagas es el chipo, el del dengue es el zancudo “patas blancas” y el del paludismo es el mosquito conocido como Anópheles. En el caso de la epidemia llamada inseguridad, la identificación del “vector” no es demasiado complicada: Es clarísimo a la luz de las estadísticas que la inmensa mayoría de los caídos a manos del hampa son víctimas de armas de fuego, y también en la inmensa mayoría de los casos los victimarios actúan bajo efecto de drogas, o están protegiendo o intentando agrandar el área en que controlan su tráfico y distribución. Es evidente entonces que el vector a atacar es la mezcla de narcotráfico y armamentismo. El desarme (¡Del hampa, no de las policías!) y la destrucción no sólo de bandas de “buhoneros” de la droga sino de las cadenas verticales de ese criminal negocio se convierten entonces, para la lucha contra el crimen, en lo que la fumigación es para la lucha contra el dengue.
PREVENIR, MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS… 
La visión epidemiológica del combate al hampa también implica un enfoque del tema de la prevención que va mucho más allá de las tradicionales invocaciones a “los valores” o a “la educación” como barreras principistas contra la conducta delictual. Trabajar en estas áreas es importante, pero también lo es –y mucho- entender y asumir que una muy importante medida preventiva contra el crimen es la habilitación física de todas las zonas de barrio de nuestro país. El día en que todos los barrios de Venezuela dejen de ser un amasijo de casas, callejones, escaleras y pasadizos que los transforman en fortalezas inexpugnables desde las que el hampa ejerce el gobierno real, y pasen a ser condominios populares, con servicios públicos y sobre todo con una vialidad externa e interna que permita que la vigilancia policial llegue hasta el último rincón de esas comunidades, ese día el crimen en Venezuela habrá recibido un golpe demoledor y definitivo. Y lograrlo, por cierto, es mucho más barato que lo que este gobierno ha gastado en armas rusas, satélites chinos y chatarra iraní.
DE OFERTA DE UN CANDIDATO A COMPROMISO NACIONAL
Lo aquí planteado implica un trabajo muy duro: Para el Estado, supone la construcción de unos cuerpos policiales no “bolivarianos” o “socialistas” sino profesionales, bien formados, bien pagados, bien dotados, capaces de hacer bien el trabajo que hay que hacer. Para la sociedad, un planteamiento como este implica la madurez necesaria para participar en un esfuerzo de largo aliento, en el que no habrá “resultados mágicos” de corto plazo, pero en el que si habrá resultados verdaderos, medibles, cuantificables y acumulativos, resultados que hagan posible que sea el cambio de realidades y no las campañas propagandísticas lo que determine y produzca el cambio de las percepciones.
Varios centenares de dirigentes comunitarios han participado desde mayo de 2008 en encuentros y debates que han generado la propuesta que aquí hacemos, y que ya en otras oportunidades hemos mencionado. Propuesta, por cierto, que no contradice ni confronta los otros componentes del Plan de Seguridad presentado al país por el candidato Henrique Capriles. Por el contrario, los extiende y complementa, enriqueciendo la profundidad social y concreción territorial del Plan en su conjunto. De las respuestas que obtengamos a este planteamiento informaremos oportunamente al país.
Publicado por:
 

EL PUEBLO UNIDO…

Por Aliana González,  24 de junio de 2012
Hoy leo los comentarios de mis vecinos, los que fueron ayer a la marcha en contra de la concretera en Santa Mónica y Cumbres de Curumo, y me acuerdo de aquella vieja consigna “El pueblo unido, jamás será vencido”
Confieso que me produce cierta vergüenza el que relacione esta experiencia con la ya vetusta consigna, porque toda esa lucha sesentosa (y setentosa), que pude guardar con cariño entre mis recuerdos, fue desterrada de ese cajón afectivo, al ser tomada por este gobierno para convertirla en una propaganda antipática, que defiende justo lo contrario de lo que pregonaban aquellas utopías. Hace tiempo que desterré al Unicornio Azul, junto a la ya mencionada consigna….creo que además, dejó de tener sentido: he visto ya muchas veces al pueblo vencido, a pesar de estar muy unido.
Pero ayer, según me cuentan, ese sentimiento de ser invencibles, se entronizó en quienes dedicaron la mañana del sábado a la protesta.
Yo no pude ir, y la verdad, ahora me da hoy un poco de envidia.
Nuestra incansable Iraís nos dice: “Muy buenas noches a todos nuestros vecinos, me complace comentarles que la caminata celebrada hoy por los vecinos de Cumbres y Santa Mónica, estuvo excelente. Allí nos hicimos presentes los que pudimos de Chuao, portando nuestras pancartas y chupetas, dando ese apoyo y luchando junto a ellos por que las concreteras sean llevadas fuera de las zonas urbanas. Como dato curioso casi al final de la caminata y mientras se sembraban las plantas donadas por un vivero, nos abordaron unos guardias nacionales, los cuales nos informaron que se acercaban a nosotros a solicitud de los trabajadores de la planta de concreto debido a que estábamos manifestando y ellos tenían miedo porque no sabían cuales eran nuestras intenciones hacia ellos. Una vecina les dijo que las únicas armas que portábamos eran nuestras voces y unas pancartas de cartón. Visto esto no me queda más que decir, que bueno, que ya sienten miedo, pues no pararemos en nuestra lucha hasta lograr nuestro objetivo. SIGAMOS LUCHANDO”.
María Fernanda Benavides agrega: “Buenos días, la verdad es que esa actividad de el día de ayer fue muy productiva, se leyó un documento en donde se explica de manera muy clara y contundente nuestro rechazo a este crimen ecológico, allí se denuncian las leyes que se están violando, las consecuencias para nuestra salud, en fin, todo muy bien expresado, quedaron en enviarlo por correo y luego realizar una actividad con todas las zonas que tenemos concreteras: Santa Eduviges, Santa Mónica, Cumbres de Curumo, Montalbán, Chuao, etc etc para entregarlo a los organismos competentes. Creo que este nuevo rumbo es demasiado importante, si nos unimos todos esta lucha tendrá mejores resultados, aún falta, pero no podemos detenernos, al contrario, sigamos uniendo esfuerzos”.
Luis Badolato también reitera esta idea: “Ayer un grupo de Chuao fuimos a apoyar a los vecinos de Cumbres de Curumo en su Caminata Ecológica en protesta por la Concretera instalada en la Intervecinal Cumbres – Santa Mónica. El grupo de Punta del Este preparo unas Pancartas muy vistosas y el evento una buena asistencia, así como una amplia cobertura de medios; Globovisión, Radar de los Barrios, El Nacional y El Universal entre otros.
Fue una excelente actividad organizada por Juan Perfetti, que leyó un Manifiesto muy claro y completo, destinado a la Comisión de Ambiente del Congreso, después marchamos hasta la Concretera y plantamos árboles en su perímetro exterior, significando nuestro interés por la Vida.
La oportunidad también nos permitió adelantar en la actualización de los contactos con representantes de otras comunidades afectadas, para poder incorporarlos al evento que estamos preparando en el Parque 3 con las demás comunidades, es decir, Cumbres-Santa Mónica, Montalban, Juan Pablo, San Agustín, etc. de manera que podamos lograr un mayor impacto al presentar un Bloque Unido de protesta ante el abuso a la salud de la ciudadanía que esta significando esta proliferación de Concreteras en zonas urbanas.
El lunes esperamos vernos de nuevo a las 7:30 en Asochuao para seguir planificando en conjunto las próximas actividades.”
Ciertamente, es el pueblo unido que jamás será vencido.

PDVSA: Recursos humanos

Por Eddie Ramírez, 26 Junio, 2012
El recurso humano es un factor clave para la conducción de la industria petrolera venezolana y por ello la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP) realizó un foro al respecto la semana pasada. Pdvsa fue invitada pero no envió representantes, a pesar de que el temario era de aportes y no de críticas.
Vladimir Yackovlev conversó sobre las nuevas tendencias, destacando que cada día se estrecha más el lapso entre un descubrimiento y su aplicación práctica y que los principales desafíos son de carácter tecnológico y cultural. Hizo particular énfasis en la necesidad de reconstruir la estructura de adiestramiento gerencial y técnica y en elevar el nivel de los profesores de secundaria, hoy con sueldos miserables. Igualmente los de las universidades.
Martín Essenfeld, en trabajo realizado con Miguel Castillejo, planteó una hoja de ruta, que se inicia con el establecimiento de metas operacionales, cuantificación de los recursos humano requeridos, determinación de competencias, adecuación de las instituciones de educación para el trabajo y mayor financiamiento y participación de los egresados. Hizo énfasis en la necesidad de apoyar a los jóvenes recién graduados para llenar posibles vacios de conocimientos.
César Quintini expuso el tema de formación artesanal, la necesidad de fortalecerla y que ese personal tenga un mayor reconocimiento de la sociedad. Destacó Quintini la labor que realizaron las escuelas técnicas, el INCE, CEPET y el CIED. Enfatizó en los principios y valores. Omar Ferrer disertó sobre la participación de las empresas de bienes y servicios, señalando que empresas privadas fuertes y competentes son determinantes para que un país sea fuerte. Según Ferrer, por equivocadas políticas gubernamentales han cerrado muchas empresas de servicios y solo la Cámara Petrolera perdió 400 empresas asociadas.
Ricardo Paytubi conversó sobre las relaciones laborales, mencionando que desde octubre está vencido el contrato colectivo petrolero, que los sueldos están congelados, así como la influencia negativa del gobierno en los sindicatos. Enfatizó en la necesidad de de la certificación de los artesanos y en la meritocracia. Recordó que la Constitución establece claramente que Pdvsa es la empresa del Estado para el negocio de los hidrocarburos.
Los mensajes de los expositores, así como las palabras de Lindolfo León, presidente de la SVIP y de Fernando Sánchez, coordinador del Foro, fueron de mucho optimismo. Como dijo Essenfeld, los problemas que enfrentamos son complejos, pero las soluciones no tienen porque serlo.
Como en botica: Falleció Renato Urdaneta, excelente ciudadano y distinguido profesional jubilado de Pdvsa. Al felicitar a Roberto Henríquez, nuevo presidente de Copei, no podemos callar ante las injustas descalificaciones de Planas hacia el distinguido José Curiel. El teniente coronel enseñó a multiplicar a las Rectoras del CNE
¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!
eddiearamirez@hotmail.com
Eddie Ramírez es miembro de Gente del Petróleo