"ESTADO DE SITIO" EN EL 23 DE ENERO (La historia contada y fotografiada por los propios vecinos…)



Por Radar de Los Barrios, 11/03/2012

A las 3 de madrugada del sábado 10 de marzo de 2012 se produjo un hecho de sangre en el sector La Marina del Barrio El Observatorio. Según refirieron vecinos de ese espacio comunitario se habría producido un enfrentamiento entre dos integrantes del autodenominado “Colectivo La Piedrita” (un grupo irregular armado de orientación política pro-oficialista) con elementos pertenecientes a otro grupo armado, del que se dice es parte no del hampa política sino del hampa común. El saldo de tal enfrentamiento habría sido la muerte de los dos integrantes del Colectivo La Piedrita.

Siempre según versiones de los aterrorizados vecinos del lugar, el señor Valentín Santana (“jefe” del Colectivo La Piedrita, con orden de aprehensión en su contra emitida por varios tribunales y quien a pesar de ello con frecuencia suele tomarse fotografías en eventos públicos con militares, dirigentes del PSUV y parlamentarios oficialistas) afirmó que los integrantes de ese colectivo “no estaban armados”, que lo ocurrido “no fue un enfrentamiento” sino un asesinato a sangre fría, en razón de lo cual habría ordenado una operación de “búsqueda y captura” en todo el sector donde ocurrieron estas muertes.

Integrantes armados del llamado Colectivo La Piedrita “tomaron” entonces todo el sector, dando patadas en las puertas, aparentemente buscando a quienes dieron muerte a sus compañeros. La atemorizada comunidad obviamente no abrió sus puertas, en elemental resguardo de sus hogares y sus vidas, en medio de esa especie de nueva versión de la “noche de los cuchillos largos”. Esto generó la ira de los integrantes del grupo paramilitar oficialista, cuyos integrantes pasaron entonces a ejercer una indiscriminada represalia contra toda la comunidad, con un saldo de dos automóviles incendiados, cinco motos quemadas y más de 30 vehículos impactados con proyectiles de diversos calibres. Al incendiar uno de los vehículos (una grúa, fuente de sustento de una humilde familia del sector) las llamas se extendieron y casi alcanzan una vivienda, lo que pudo generar una tragedia mucho mayor.

Angustiosas fueron las horas de la mañana del sábado. Mientras los vecinos del lugar hacían llamados a través de mensajes de texto y utilizando el contacto vía “pin” de sus teléfonos inteligentes, denunciando que el jefe del Colectivo La Piedrita había cercado la zona, impidiendo entrar o salir del sector y anunciando que realizarían allanamientos “casa por casa”, la asociación civil Radar de los Barrios colocó esas denuncias en las redes sociales y alertó a los medios de comunicación nacionales e internacionales sobre lo que estaba ocurriendo. Muchos “tuiteros” se hicieron eco de estas denuncias y de las formuladas por Antonio Ecarri, de la Fundación Arturo Uslar Pietri.

Fue gracias a esta presión ciudadana que a mediados de la mañana del sábado por fin hicieron acto de presencia en la zona funcionarios de la Guardia Nacional, del Servicio Bolivariano de Inteligencia (policía política) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (policía judicial), lo cual paralizó -de momento- las “hostilidades” del grupo irregular oficialista contra la población del sector “La Marina” y permitió el inicio de las experticias técnicas en ese espacio comunitario transformado en “escena del crimen” por obra y arte de la impunidad con que actúan tanto el hampa común como el hampa política. Fue en horas del mediodía cuando desde la sede del CICPC el director de ese cuerpo de seguridad confirmara oficialmente estos hechos y las identidades de los dos jóvenes venezolanos que fueron asesinados.

Desde la Asociación Civil Radar de los Barrios lamentamos la pérdida de esas dos vidas humanas, nos solidarizamos con el dolor de sus familiares y amigos y exigimos detención, proceso judicial y castigo para los culpables. Junto a ello debemos ratificar, con la misma claridad y firmeza, que no aceptamos el supuesto “derecho” ni de “La Piedrita” ni de ningún otro grupo irregular armado, sea cual sea su filiación política o su pretexto “ideológico”, para usurpar las funciones del Estado Venezolano en materia de administración de justicia y como proveedor de ese servicio público fundamental que es la seguridad.

Lo ocurrido en el 23 de Enero es un síntoma apenas de la profunda crisis que vive nuestra sociedad, nuestro Estado y particularmente este gobierno en materia de seguridad. Pero la palabra “crisis” tiene dos significados: “problema” y “oportunidad”. Para los habitantes esta situación vivida en las últimas 48 horas es un problema, una tragedia, una calamidad, pues la inmensa mayoría honesta, trabajadora y pacífica que vive y lucha en la parroquia 23 de Enero es rehén de un pequeño grupo de “colectivos” violentos, que actúan con la soberbia e impunidad de saberse un “micro-Estado” dentro del Estado. Pero para el gobierno, este hecho es una oportunidad: La de al menos terminar su período actuando no como alcahuetes de los violentos, sino como protectores de los derechos de los ciudadanos.

No le estamos pidiendo al Poder Ejecutivo que actúe como “represor” frente a lo que acaba de ocurrir en el 23 de Enero. Le EXIGIMOS que actúe como GOBIERNO, cumpliendo y haciendo cumplir la ley. Y esto vale para lo ocurrido este sábado en el 23 de Enero, para lo ocurrido el pasado martes en la Iglesia Santa Rita de Cascia en Caricuao, para lo ocurrido en Cotiza el pasado domingo y para lo que ocurre todos los días y todas las noches en la pantalla de Venezolana de Televisión, VTV: En todos esos espacios físicos y virtuales, individuos que se jactan de tener apoyo e impunidad por parte del gobierno hacen uso y abuso de la violencia contra el pueblo, contra sectores de la propia base chavista en lucha y contra sus adversarios políticos.

Frente al fenómeno de la violencia, el lamentable elenco de relevo del oficialismo (Diosdado, Tarek, Maduro, Jaua, Adan y un corto y deplorable etcétera) siguen dando muestras de su escasa estatura como políticos y de su escasísima responsabilidad como gobernantes. Empeñados en una competencia por la sucesión, suponen que alcahuetear la violencia es una conducta que los muestra como “duros”. No se dan cuenta de que este país está harto de la violencia y de los violentos, y de que su conducta presente obligara al país a evaluarlos no como “incapaces” frente a la violencia, sino como cómplices, financistas y cooperantes necesarios de esa violencia. ¡Menos mal que ya se van!

Nota del Editor: Con la excepción de la primera gráfica, tomada de la primera plana del diario Ultimas Noticias en su edición del domingo 11 de marzo de 2012, TODAS las demás gráficas de este reportaje, así como las informaciones sobre lo ocurrido en el sector La Marina del Barrio El Observatorio de la Parroquia 23 de Enero, nos fueron suministradas por habitantes de ese espacio comunitario, convertido en “escena del crimen” y en “campo de batalla” por la acción impune de irregulares armados. Obviamente, los vecinos temen por sus vidas y la de sus familias, y por eso han usado al Radar de los Barrios como vehículo para su llamado de auxilio y su grito de protesta. El Radar, como Asociación Civil y como red de comunicación alternativa, ratifica que seguirá estando al servicio de la comunidad del 23 de Enero y de todos los habitantes de los barrios de Venezuela para servir de plataforma y megáfono a sus planteamientos, porque esa es precisamente nuestra misión: Lograr que sea escuchada la voz de quienes han sido invisibilizados por la polarización, la violencia, la burocracia y la politiquería.

Publicado por:
http://elradardelosbarrios.blogspot.com/2012/03/estado-de-sitio-en-el-23-de-enero-la.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: